Posteado por: Carlos Tito | 9 noviembre, 2005

RECURSOS NO RENOVABLES


¡UN TEMA POLÉMICO!

Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz.
C.I.: 2819542 SC.

Hoy cuando soplan vientos de esperanza y los negros nubarrones de la larga noche boliviana se disipan con un nuevo amanecer, el gobierno está en la obligación de esclarecer tantos años de impunidad y que no se olviden los gobernantes que ya pasó el tiempo de los políticos tradicionales, los que ya no podrán más coartar el derecho de los bolivianos de opinar y ser escuchados ¡Si es que no quieren que se repitan los hechos acaecidos en octubre de 2003! Con respecto al polémico tema del gas, es el pueblo el que tiene la última palabra para decidir porque puerto se exportará el gas con valor agregado y su veredicto tiene que ser acatado por el gobierno. Es por ello necesario e imperativo retroceder en el tiempo para conocer algunos entretelones respecto a nuestros recursos no renovables y a las políticas entreguistas de los gobiernos del MNR.

Independientemente de las críticas que originen este pequeño enfoque narrado con sustentación histórica, es la cruda realidad, cierta e irrefutable de la política expansionista de los gobiernos del Mapocho, aceptada y acatada fielmente por los jerarcas del MNR:

De acuerdo a la Constitución Política del Estado Art. 139.- Los yacimientos de hidrocarburos, cualquiera que sea su estado en el que se encuentren o la forma en que se presenten, son del dominio directo, inalienable e imprescriptible del Estado. Ninguna concesión o contrato podrá conferir la propiedad de los yacimientos de hidrocarburos.

No es justo olvidar, peor poner en duda, que los hidrocarburos pertenecen a todos los bolivianos si excepción, porque fueron 50 mil bolivianos sin distinción de clases sociales, nacidos en todos los confines del territorio nacional, los que ofrendaron sus vidas para defender, y conservar el sagrado patrimonio de Bolivia, ¡Los hidrocarburos!, fueron 50 mil bolivianos los que abonaron con sus huesos y regaron con su sangre las candentes arenas del Chaco.

Por lo tanto los hidrocarburos ¡Incluyendo el Gas!, no son de una región en particular son de todos los bolivianos por: Derecho, Abnegación, Sacrificio e Historia. Lo que no se puede poner en duda, es el derecho que tienen los departamentos productores de hidrocarburos de percibir sus regalías, en estricto cumplimiento de la ley de 15 de Julio de 1938.

No se puede concebir que algunos malos bolivianos inciten a la violencia, en vez de buscar el dialogo y el acercamiento para la unión de todos los bolivianos sin distinción de razas y clases sociales, para el engrandecimiento de la patria, además tienen la obligación de buscar los mecanismos necesarios, para la industrialización del gas, para que dejemos de ser un país exportador de materias primas.

Estos malos ciudadanos no se dan cuenta que al amenazar que tomarán medidas radicales ¡Si es que el gas no sale por Chile!, lo único que hacen es aceptar instrucciones foráneas, convirtiéndose en la 5ta. Columna de la política expansionista de Chile.

“La conquista del Litoral boliviano fue trazada por el Gral. Bulnes en 1842, política que culminó con la guerra del 79 y el tratado de paz de 1904 que encerró geográficamente a Bolivia”.

La nueva política expansionista a expensa de Bolivia ha sido bosquejada en 1930 por el Gral. Carlos Harms Espejo, en su notable informe “Los problemas de la Zona Norte de Chile”, dedicado al Gral. Ibáñez del Campo. Esa concesión imperialista abarca los siguientes rubros:

El desvío y aprovechamiento del Río Lauca y de las demás aguas dulces de la Cordillera de los Andes.

Influencia hegemónica sobre la zona central de Bolivia (Oruro-Cochabamba y Santa Cruz), a través de la carretera Iquique-Oruro.

Traslado de la corriente petrolífera de Santa Cruz de la cuenca del Atlántico a la del Pacifico.

Por su importancia es necesario recordar que a partir de 1952 las políticas expansionistas de Chile, encuentran un aliado estratégicamente perfecto e incondicional en los jerarcas del MNR, los que a título gratuito:

“Entregan las Aguas del Río Lauca a Chile, con la agravante de que Aníbal Aguilar Peñarrieta manda braceros bolivianos para la construcción de la Presa del Lauca, favoreciendo a Chile y perjudicando de modo inaudito al País”

“El traslado del petróleo de la cuenca del Atlántico mediante el oleoducto Sica Sica – Arica, complementada con el oleoducto Caranda-Sica Sica, fue otro vil negocio en favor de los chilenos”.

La influencia hegemónica ejercida por la diplomacia chilena fue inexorable, compraron la conciencia de malos bolivianos y junto con los jerarcas del MNR se constituyeron en la 5ta. Columna Chilena, permitiendo además que se incrusten en las esferas de gobierno, la banca, el comercio, la industria, el agro y no sería raro que también lo hicieran en los comités cívicos.

Así el sueño largamente acariciado por los chilenos de vivir a expensas de las aguas de la Cordillera de los Andes y de los Hidrocarburos pertenecientes a Bolivia se consolidó gracias a los gobiernos del MNR y es Gonzalo Sánchez de Lozada el heredero de Víctor Paz Estensoro el que completa el circulo de las políticas entreguitas al capitalizar las empresas estratégicas de Bolivia, entregando a los chilenos gratuitamente nuestros Ferrocarriles y a las Empresas Trans-Nacionales nuestros recursos hidrocarburiferos a cambio de nada, para beneficiar a Chile en desmedro de nuestra patria.

Para terminar, ¿Qué hicieron nuestros Cancilleres al respecto?, con los consabidos cantos de Sirenas solo endulzaron nuestros oídos, pero sí, supieron arrojar el anzuelo con la carnada, de un puerto soberano en las costas del Pacifico para Bolivia ¡Qué falsos!, si lo único que hicieron fue firmar protocolos contrarios a los intereses nacionales.

¡Compatriotas! a llegado la hora de la verdad ¡O con Bolivia o contra Bolivia! y por el derecho que nos asiste debemos exigir al Sr. Presidente Carlos Mesa Gisbert, una aclaración histórica y que a la brevedad posible instaure ¡Juicio de Responsabilidades! no en el fanatismo político, tampoco en el revanchismo obcecado para que sea un juicio justo enmarcado en antecedentes históricos y en los hechos acaecidos en octubre de 2003 para que Gonzalo Sánchez de Lozada, sus cómplices y encubridores sean juzgados por: DELITOS ECONÓMICOS-VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS Y TRAICIÓN A LA PATRIA.

DATOS.- Extraídos del libro SOBERANÍA O ENTREGUISMO? AUTOR: Mario R. Gutiérrez G.

Santa Cruz de la Sierra, octubre 27 de 2003.

About these ads

Responses

  1. que aburrido vaaaaaaaaaaaaa que hasco


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: