Posteado por: Carlos Tito | 18 noviembre, 2005

¡LOS MERCENARIOS DE LA POLÍTICA!


Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz

C.I. 2819542 SC.

 

Después de la Revolución de 1952, son 53 años de un largo caminar por las páginas negras de la historia, 53 años que “los políticos“ transitan por los senderos tortuosos de la ignominia, la falacia, el latrocinio, el crimen y la traición, 53 años que la corrupción y la impunidad se enraizaron en los tres poderes del estado, en las instituciones y en las reparticiones publicas, 53 años de crisis social, económica, moral y política, sin que se puedan vislumbrar días mejores para que los bolivianos podamos vivir en un país progresista y solidario, sin odios ni rencores y sin regionalismos hirientes y egoístas, 53 años que la nación esta postergada, atrasada, con un alto índice de pobreza y la corrupción y la impunidad institucionalizada, causa principal de las desgracias por las que atraviesa el país, 53 años de promesas demagógicas incumplidas por una casta de bribones que hacen escarnio del poder que el pueblo les confió, 53 años que estos perversos “bolivianos” ¡Violan la Constitución Política del Estado las leyes y la Declaración Universal de los Derechos Humanos! Y en nombre de la democracia, enajenaron su dignidad, su soberanía y su independencia sojuzgándola con prepotencia, para hipotecarla impunemente a la voracidad extranjera a espaldas del pueblo.

 

Salvo honrosas excepciones “los políticos” son oportunistas por vocación, son perjuros por que no creen en Dios, no sienten amor por la Patria ni honran su bandera, son seres sin ideales fríos y calculadores carentes de moral, en otras palabras son ¡Los mercenarios de la Política!

 

Con motivo de las elecciones generales de diciembre de 2005 “los políticos” y los oportunistas de siempre, demostraron que son expertos en el tránsfugio y el camuflaje por que mudaron de piel como las serpientes y cambiaron de color como los camaleones y por mentirse así mismos, creen que son insustituibles y los únicos pensantes y por ello no dudaron en buscar su acomodo en otras tiendas políticas o “agrupaciones ciudadanas”, sin importarles que sean de derecha o izquierda, total para ellos es lo mismo con tal de seguir medrando del Estado.

 

De acuerdo a las encuestas, son tres los candidatos con posibilidad de llegar al Palacio Quemado, los tres presentaron programas de gobierno con propuestas tramposas y con un cinismo inigualado, los que ayer agraviaron a los autonomistas tildándolos de separatistas, descaradamente se arrogan para si, lo que combatieron con saña, una argucia más de los politiqueros para convencer a los ingenuos que todavía creen en loros parlanchines.

 

Lo que llama poderosamente la atención, es que los candidatos no dieron a conocer sus Principios Doctrinarios ni un proyecto político, donde esté claramente establecido ¡Como sacar al país del circuito de la corrupción y la impunidad! Para poder reestructurar desde sus cimientos a los tres poderes del Estado, pero en particular al poder Judicial, por que ahí está la madre de todas las calamidades en la que se debate la patria y es que en los estrados judiciales se tranzan y se cometen actos lesivos a los intereses del país, es donde se protege al rico y al poderoso, gracias a la coima y al soborno, es por ello que los negociados y el asalto a las arcas fiscales, son un hábito común en los administradores del Estado, favorecidos por la extraña magnanimidad de los que administran una justicia, injusta y corrupta.

 

Ante este panorama incierto ¿Cuál de los candidatos tendrá la entereza de ponerle “el cascabel al gato”? …adivinen… adivinadores.

 

Sin entrar en detalles históricos, ni como se cometieron delitos económicos y violación a los Derechos Humanos por los gobernantes de turno desde 1952, es importante analizar imparcialmente lo siguiente:

 

  1. Es vox populis, que las derechas son un conglomerado de oligarcas, insensibles al dolor ajeno, piensan primero en ellos antes que en los demás y cuando están en función de gobierno incumplen sus promesas olvidándose que fueron elegidos para solucionar los problemas sociales y económicos del país, contrariamente más se dedican a los negociados y no dudan en meter sus garras en las arcas fiscales para acrecentar sus fortunas sin importarles que primero está la patria. No por nada Cristo predicaba ¡Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos!

 

  1. En el extremo opuesto están los burgueses con sentimientos comunitas, es decir los socialistas de izquierda, los que dicen que defienden a los pobres, pero la realidad es otra cuando prueban las dulces mieles del poder, dan un giro de 180° y se olvidan de los pobres comportándose igual o peor que los burgueses de derecha ¡Que falta de moral!

Para que no quepan dudas del aleve proceder de los izquierdistas, vasta con recordar algunos hechos de los muchos que cometieron. Antes del año de 1952 al Estado boliviano lo controlaban tres poderosos mineros, Patiño – Hoschild y Aramayo y un grupúsculo de pequeños burgueses, conformaban la odiada oligarquía minera feudal.

Después de la traición del Gral. Antonio Seleme y el fracaso del MNR por encaramarse en el poder, Hernán Siles Zuazo se constituyo en la localidad de Laja y en presencia del nuncio apostólico y del Sr. Embajador del Brasil firmó con los militares un acuerdo de paz donde se establecía en la cláusula más importante, que no abrían vencidos ni vencedores (más conocido como el pacto de Laja 10-04-52) mientras esto sucedía, el pueblo paceño sin distinción de clases sociales ni credos políticos, más o menos a las 7:30 a.m. del 11 de abril de 1952 asalto el arsenal de guerra y al grito, ¡muera la rosca! Derrotaron a los varones del estaño y a los burgueses de derecha, lo que permitió a los movi-comunistas apoderarse del Palacio Quemado. Corroborado por el conocido político y líder de los mineros Juan Lechin Oquendo al afirmar textualmente ¡La revolución fue echa por el pueblo y no por los emenerristas! (el Deber, abril de 1998).

 

  1. Posteriormente los comunistas aglutinados en el MNR nacionalizaron las minas de los varones del estaño y confiscaron todos los bienes de la oligarquía minera feudal, sin embargo el pueblo que derramo sangre para sacudirse del yugo de sus explotadores, fue traicionado por los movi-comunistas, que arteramente le clavaron el puñal en la espalda, cuando los oligarcas de derecha, fueron reemplazados por la nueva generación de burgueses con sentimientos comunistas paridos por la revolución traicionada, o sea que “el remedio resulto ser peor que la enfermedad”.

 

  1. después de la caída de los movi-comunistas del poder en noviembre de 1964, la generación de los nuevos ricos paridos por la revolución de abril, olvidaron sus raíces comunistas y descaradamente conformaron el clan de los burgueses de derecha para continuar gobernando colgados del General Barrientos, para seguir asaltando las arcas fiscales.

 

  1. Aprovechando el descontento popular, por la mala administración del Estado por los gobiernos de turno, los izquierdistas a la cabeza del general JJ Torrez trataron de socializar al país, intento fallido por la prepotente actuación de los comunistas y la intervención brutal e inhumana del nefasto Ejercito de Liberación Nacional, (ELN) dirigido por el sádico carnicero de Teoponte Osvaldo Chato Peredo Leigue, enfrentando a los bolivianos en una fraticida lucha de clases, arrastrando al país al borde de la guerra civil, planes maquiavélicos de los comunistas criollos para convertir a Bolivia en un Estado comunista, pero el tiro les salio por la culata, por la valiente actuación de los cruceños y militares nacionalistas, y eso los comunistas pertenecientes al “MAS” no olvidan ni perdonan.

 

  1. Al fracasar el MNR de Paz Estenssoro, Siles Zuazo, Juan Lechin, Ñuflo Chávez Ortiz  y el modelo Nacional Revolucionario de JJ Torrez en su afán de convertirnos en esclavos del materialismo dialéctico, los socialistas de izquierda, pese a sus diferencias ideológicas conformaron la Unión Democrática y Popular, (UDP) para engañar a los trabajadores y a las clases desposeídas al desatar una brutal hiperinflación, sumiendo al pueblo boliviano en el hambre y la desesperación, mientras que los ricos se hacían más ricos y los pobres más pobres, que los dizque, socialistas de izquierda dicen defender ¡Que falaces! Cuando la verdad es que gracias a los dólares preferenciales de pesos bolivianos 120 por dólar y los negociados de cupos de artículos  de primera necesidad más los de uso general, los enriquecieron de la noche a la mañana lo que les permitió engrosar el clan de los capitalistas nativos.

 

En resumen: Los dizque capitalistas de derecha y los burgueses con sentimientos comunistas, paridos por la revolución del 52, se unieron como “el bibosi y el motacú” y abrazados para toda la vida conformaron la nueva oligarquía política que gobierna al país y como no quieren perder sus privilegios, optaron por cambiar disfraces y con sus peroratas de siempre están en campaña proselitista a la caza del Palacio Quemado.

 

La gran duda es el “MAS”, convertido en el cubil de los comunistas resentidos odiadotes y belicosos, de los terroristas del ELN y del MRTK, de los campesinos avasalladores de tierra de dominio cruceño en plena producción, de los sembradores de la muerte (cocaleros del chapare) expertos en el bloqueo de caminos, de los karas y mestizos burgueses con sentimientos comunistas, más los oportunistas de siempre también, están a la caza del Palacio Quemado. En el afán de protagonismo y por la angurria de tomar el poder, los dirigentes y los candidatos del “MAS” pese  a las grandes diferencia sociales e intelectuales que los separan del padrino Evo Morales Aima. No dudaron en prenderse como sanguijuelas del cocalero, rindiéndole pleitesía y en señal de sumisión agacharon la testa firmando un compromiso de lealtad y obediencia absoluta. Lo cierto es que actitudes como estas, asumidas por los karas y mestizos del MAS, son difíciles de una explicación racional, sin embargo flotan en el aire como fantasmas las siguientes interrogantes:

 

¿Si el “MAS” llega a ser gobierno se convertirá en una nueva UDP?

 

¿Volverán los sádicos componentes del Ejército de Liberación Nacional?

 

¿Los campesinos y mineros del MAS volverán a sojuzgar a Santa Cruz y asesinar a los karas cambas como lo hicieron sus mayores en 1958?

 

¿Enarbolaran el emblema de la hoz y el martillo negando el signo redentor de la cruz?

 

¿Convertirán a Bolivia en un Estado Socialista Quechua – Aimara?

 

¿Clausuraran el Parlamento para sustituirlo con la Asamblea del pueblo?

 

¿La despenalización de la hoja de coca acabará con el narcotráfico?

 

¿Destruirán a las FF.AA. y a la Policía Nacional para reemplazarlos con la Policía Comunitaria?

 

¿Volverá el temible control político, la reapertura de las cárceles del pueblo y los campos de concertación?

 

¿Aplicarán justicia comunitaria a los karas y mestizos del MAS si es que desobedecen a su padrino Evo?

 

Para terminar, en el MAS sus dirigentes y candidatos hablan diferentes idiomas como en la torre de Babel, por que son una mezcolanza de ideologías; ¡Ahí! esta la respuesta de sus incoherencias.

 

Santa Cruz, Noviembre de 2005.

Anuncios

Responses

  1. Vaya, vaya…Desde España te escribo, puesto que es donde vivo y no por ello la destaco como el mejor país del mundo. Si queres climas, aquí tienes el clima mediterráneo, el continental y el occidental. Sirviendo de conexión entre dos continentes y en ninguno de ellos a la vez, de gente alegre, trabajadora y artista. De una historia en la que ha visto pasar a muchas de las más importantes civilizaciones. Yo, desde luego, no quiero que mi país sea lo que unos cuantos digan que debe ser. Mi país sólo puede ser mi país si mandamos todos, todos somos los que hacemos la justicia. La justicia depende del concepto de justicia que te tenga y desde luego que la coación consigue hacer que se cumplan las leyes pero no es el método más justo, desde el punto de vista moral. Los fines de un país también deben decidirlos todos los ciudadanos y, si es así, la imposición es algo que sobra.Por tanto, no al falangismo, no al nacionalismo extremista, no a las políticas de derechas.Por tanto, sí a la Justicia, sí a las buenas ideas izquierdistas, sí al control popular sobre los gobernantes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: