Posteado por: Carlos Tito | 1 febrero, 2007

LA LOGIA DE ORO III


Al quedar desarticulada Falange, por la traición de sus ex dirigentes, se reorganizaron los mandos superiores, pero sus flamantes conductores hicieron poco o nada para borrar la mala imagen del partido, más por increíble que parezca siguieron los pasos de sus antecesores, por dar también la espalda a nuestra historia, cuando en 1979 el Congreso de la Nación instauro un: “JUICIO DE RESPONSABILIDADES” a varios ex gobernantes. Los dirigentes falangistas no pudieron o no quisieron que la verdad se conozca, para que se sancione a los acusados.

¡Tal vez! Por convenios secretos con  las logias o por lazos de amistad con sus ex camaradas ¡Callaron! optando por el silencio. El escritor e historiador Germán Vargas Martínez, en su libro “RESPONSABILIDAD JUICIO O SAINETE?” devela magistralmente los entretelones de dicho juicio instaurado en el Congreso al ex dictador Hugo Bánzer Suárez y a sus cómplices, por delitos económicos y violación a los derechos humanos.

Lo censurable es que los dirigentes falangistas estaban obligados a constituirse en parte civil aportando pruebas; pero no lo hicieron, permitiendo que los ADENISTAS “EX FALANGISTAS” sean los que enarbolen las banderas de FSB  para defenderse y neutralizar a los denunciantes, quienes plantearon en el Congreso, una “ACLARACIÓN HISTORICA” y paralelamente iniciaron un “JUICIO DE RESPONSABILIDADES” por las mismas causales al MNR de Paz Estenssoro, Siles Zuazo y Lechin Oquendo. El pliego presentado por los adenistas leído en el Congreso fue reproducido en “ULTIMA HORA” – La Paz 8/IX/79, paginas 8 – 9 – 10, por lo que los dirigentes falangistas no pueden argumentar ni alegar desconocimiento.

Si de pronto se volvieron sordos y mudos, la responsabilidad es exclusivamente de ellos, ¿O SERIA QUE ENFERMARON DE AMNESIA?, lo cierto es que también por negligencia de los dirigentes falangistas, la bancada adenista NO incluyó en el expediente la masacre de Terebinto (1958),  perpetrada a un grupo de ocho líderes falangistas durante el gobierno moví-comunista por ciento cincuenta milicianos de Ucureña (CBBA). El ejecutor y cabecilla de este horrible crimen, fue la bestia conocida como: Jorge Román Solíz.[1]

En resumen: La bancada adenista con la complicidad de “los cien mejores falangistas” al ignorar lo acaecido en Santa Cruz, lo hizo con la doble intencionalidad, ocultar la verdad y encubrir al asesino de Terebinto JORGE ROMAN SOLIZ, defendiéndolo durante el juicio como si este fuese un ciudadano ejemplar, perseguido y victimado durante el gobierno Ovandista (1969). Los olvidos por conveniencia de los adenistas demuestran que buscaban el desprestigio y la destrucción del ex diputado falangista MARCELO QUIROGA SANTA CRUZ, por ser éste el principal acusador de la mala gestión Bánzerista “1971 – 1978”.

Las pruebas presentadas en tan bullado juicio demuestran la doble moral de los políticos tradicionales, pero lo vergonzoso y censurable es que los dirigentes que se auto nombran falangistas de la guardia vieja cruceña, con su aleve proceder permitieron que los siniestros verdugos  gocen de impunidad: PARA DESGRACIA DE LA PATRIA.


[1] / De acuerdo con los datos contenidos en el libro “TEREBINTO” de Hernán Landivar Flores.

 Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: