Posteado por: Carlos Tito | 1 marzo, 2007

GOBIERNAN POR MÁS DE MEDIO SIGLO


Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz

CI. 2819542 SC.

Transcurrieron más de seis meses, desde que Gonzalo Sánchez de Lozada llego por segunda vez al Palacio Quemado y hasta la fecha no tiene nada planificado para sacar al país del circuito de la corrupción, causa principal de la crisis social, económica y moral en la que se debate el país; agravada por la capitalización de nuestras empresas estratégicas entregadas por el actual mandatario a la voracidad extranjera. Por todo ello el comportamiento del señor Presidente no es el de un Estadista como creen sus correligionarios, su conducta es la de un empresario insensible que acrecentó su fortuna gracias a la capitalización y a la sucesión política, es por ello que no cumple con sus promesas y por su avanzada edad no recuerda que fue elegido para gobernar y cumplir lo establecido en la Constitución Política del Estado: Precautelar, defender y conservar los sagrados intereses de la Patria. Contrariamente, ensoberbecido por el poder que le fue conferido, impone medidas sin consenso con resultados negativos para las mayorías  empobrecidas. Por la arrogancia que le caracteriza, no logra ponerse de acuerdo con los sectores involucrados, tampoco se da por enterado que perdió credibilidad por conformar alianzas ¡Diz que! Para gobernar mejor, dicho en otras palabras ¡para robar mejor! No le interesa el futuro de los bolivianos, ni el sufrimiento de miles de compatriotas que viven en la extrema pobreza. Con el pretexto de sacar al país de la crisis, viajan por el mundo, enviados especiales con rangos diplomáticos a implorar ayuda económica a gobiernos de naciones extranjeras ¡Como si en esta patria bendita, no existieran ingentes recursos naturales y energéticos, con hombres fuertes ante la adversidad y forjados en el yunque del trabajo! Hoy la patria se encuentra postrada en la pobreza y el atraso por la incapacidad e inmoralidad de los politiqueros que por más de 50 años se apoderaron de la cosa pública, con la agravante de que toda ayuda de gobiernos extranjeros, como por arte de magia desaparecen en los bolsillos sin fondo de los emenerristas y sus cómplices.

Cuando estuvieron en la oposición los jerarcas del MNR pregonaban a los cuatro vientos que tenían grandes proyectos, soluciones para todo, además en sus filas tenían los profesionales más capaces e idóneos, magos en las finanzas y estrategias, que su paladín Carlos D. Mesa extirparía la corrupción y que la crisis seria erradicada. ¡Que falaces!

Lo malo es que se mintieron así mismos y a los incautos que creyeron que en 90 días desaparecerían sus dificultades. Hoy maldicen por haber confiado en el gringo falaz. Lo cierto es que el 6 de Agosto de 2002 llegaron al poder sin una planificación previa, sin políticas claras para resolver los problemas Nacionales, con ingredientes de insuficiencia aplicaron medidas sin consenso, precipitadas e improvisadas, agravando los conflictos sociales y para justificar sus desaciertos culpan a los obreros, campesinos y a estudiantes ¡Hay de los opositores!  Por que a ellos hay que cargarles el peso de todo lo malo, lo irrisorio es que los ministros ladinos quieren imitar al zorro Bersain y con discursos demagógicos lo único que consiguen es sembrar en la población más dudas y desconfianza; mientras que la crisis social, económica y moral a galope tendido cual si fueren caballos desbocados se acercan peligrosamente al borde de una convulsión social y si los actuales gobernantes no cambian de actitud dando un giro de 180° ¡Que Díos los proteja! Tampoco cuentan con alternativas para reducir el gasto público, será por que no pueden o no quieren recuperar los millones de dólares americanos por evasión impositiva de las petroleras al Fisco y por temor a los contrabandistas y empresarios reacios a cumplir la ley no amplían el universo de contribuyentes para que todos los ciudadanos aporten al estado impuestos justos.

Por sus necesidades apremiantes los gobernantes están imposibilitados de reducir los gastos reservados por lo menos en un 70%.

Con respecto a las empresas capitalizadas es toda una incógnita, las autoridades encargadas de la fiscalización guardan celosamente los documentos referentes a regalías e impuestos, informando verdades a medias tapizándolas con finos velos de misterio, en cambio los ejecutivos de la capitalización revelan que las ganancias disminuyen ocasionando millonarias perdidas.

Para colmo de males vemos impotentes como los que se dicen ser autoridades bolivianas, sumisos agachan la testa sometiéndose a directrices foráneas con fatales consecuencias como los del 12 y 13 de Febrero de 2003.

Gonzalo Sánchez de Lozada y sus omnipotentes ministros no midieron las consecuencias al querer imponer el IMPUESTASO y por no dar marcha atrás, ocasionaron el trágico enfrentamiento de la Policía Militar con la Policía Nacional, tiñendo con sangre inocente las calles paceñas, por tozudos e insensibles se vieron acorralados en sus propios errores y ante el inminente peligro de ser ajusticiados por el pueblo enardecido, ¡Aterrorizados claudicaron! Dejando a sus espaldas sangre, luto y dolor con un sabor amargo en los familiares que perdieron a sus seres queridos.

Estos trágicos acontecimientos deben ser investigados, no en el fanatismo político ni en el revanchismo obcecado que obstaculicen la verdad, es por ello necesario recordar que los ciudadanos que cumplieron con el servicio militar obligatorio, conocen y saben que la base fundamental de todo militar es la disciplina y la subordinación, por lo tanto los subalternos si no reciben ordenes superiores ¡Jamás! Tomaran decisiones por cuenta propia, además conocen perfectamente la cadena de mando y no ignoran que mientras mayor es el rango de un militar mayores son su responsabilidades y de acuerdo al escalafón castrense por orden riguroso en primer lugar esta el capitán general de las FFAA, en segundo lugar está el Ministro de Defensa Nacional, en tercer lugar el comandante en Jefe de las FFAA y así en orden correlativo descendente hasta llegar al soldado raso. Contrariamente los ciudadanos que obtuvieron la libreta del servicio militar sin haber pisado los cuarteles desconocen lo que es disciplina y subordinación en las filas castrenses, al ignorar dichos conceptos, sus opiniones son equivocadas dando lugar a especulaciones tendenciosas tergiversando la verdad de los acontecimientos confundiendo a la ciudadanía, además deberían ponerse en el lugar de un subalterno para comprender que no es un criminal el que dispara un arma por órdenes superiores, en todo caso es más criminal el que amparándose en su investidura, ordena disparar y por cobardía elude su responsabilidad.

En consecuencia los componentes de la asamblea Permanente de los Derechos Humanos y en particular su representante Waldo Albarracin, antes de lanzar acusaciones basadas en meras suposiciones está en la obligación de investigar hasta las últimas consecuencias lo acaecido en Febrero, pero antes tiene que despojarse del odio congénito que  profesa por los militares y solo entonces encontrará el camino de la dignidad que le dará fuerza moral para encontrar la verdad.

Así podrá encaminar sus pasos al Palacio de Gobierno para escudriñar con profesionalismo hasta encontrar a los responsables y con la verdad por delante, sentar en el banquillo de los acusados a los culpables que protegidos detrás de sus investiduras se esconden necrófilos dignos émulos de Víctor Paz Estenssoro.

Todos los problemas económicos, sociales y morales por los que atraviesa nuestra patria, tienen un solo origen y es el resultado de gestiones pasadas por las desastrosas administraciones de los recursos del Estado por “políticos” indolentes, insensibles y corruptos encaramados por más de 50 años en el poder agravadas por la falta de capacidad y honestidad del actual gobierno, que obliga a volcarse a las calles a obreros, campesinos, estudiantes e incluso a empresarios, exigiendo la reactivación económica con justicia social y que cumplan sus promesas. En consecuencia por más que los politiqueros de turno digan lo contrario, las marchas, las huelgas, las movilizaciones y toda manifestación de repudio contra el gobierno, son justas y necesarias, por ser éstas el último recurso del pueblo hastiado de tanta falacia.

Los luctuosos sucesos acaecidos el 12 y13 de Febrero de 2003, no son aislados, menos casuales, es una constante arraigada que practican los emenerrristas cuando por alguna circunstancia llegaron al poder, solos o aliados con militares o civiles sin importarles que sean dictadores o demócratas, es por ello necesario retroceder en el tiempo y descorrer las cortinas del pasado y con imparcialidad analizar en toda su magnitud el comportamiento de los jerarcas del MNR en el que hacer político Nacional desde la década de los 30 hasta nuestros días.

Santa Cruz, Febrero de 2003.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: