Posteado por: Carlos Tito | 12 abril, 2007

LA LOGIA DE ORO XII


La gestión de José Mario Serrate Paz, se caracterizó por el divorcio casi absoluto con los Jefes Departamentales y el Concejo Político, éstos desde su inicio no colaboraron, tampoco cumplieron lo que estipula la CARTA FUNDAMENTAL DE FSB (1958). Es cierto que el Jefe Nacional llegó a ocupar un curul en el Concejo Municipal Cruceño, gracias al trabajo y sacrificio de la militancia que cifró sus esperanzas en él, pero desconfiaban de sus colaboradores por ser estos los responsables de que Falange Socialista Boliviana sea un partido sin proyección de futuro, ante este panorama incierto se fueron enfriando los ánimos por percibir que seria otra gestión negativa.

Pese a que José Mario se destacó como un dirigente capaz e inteligente, le faltó lo que todo líder debe poseer ¡La Fuerza de Carácter! para poner orden y en particular imponer disciplina a los logieros.

A nivel nacional, los dirigentes tampoco se organizaron por lo que todos andaban por senderos equivocados. Además, las pugnas entre collas y cambas eran razones más que suficientes para no encontrar soluciones concretas, destinadas a revertir el daño ocasionado por los anteriores dirigentes y poder sacar a Falange Socialista Boliviana del abismo en que se encontraba.

Cuando las elecciones municipales siguientes estaban, como quien dice a la vuelta de la esquina, hicieron su aparición los seres etéreos, los que se creen dueños de Falange Socialista Boliviana por pertenecer al Clan de los “Cien Mejores Falangistas” Se movilizaron para buscar y asegurarse espacios de poder, sin embargo estaban convencidos de que si iban solos a las elecciones seria como hacerse el harakiri, por que Falange Socialista Boliviana no era ni la sombra de lo que fue en los años 1964 – 1971.

Ante la negativa del Jefe Nacional de aliarse con ADN, optaron por buscar otro socio estratégico, con tal de no perder la oportunidad de participar en los comicios, después de idas y venidas, llegaron a un acuerdo con Carlos Palenque Aviles, Jefe Nacional de CONDEPA. Al principio del romance todo marchó sobre ruedas, por lo que Pantoja insistentemente reclamaba la autoría del convenio con Palenque por ser el artífice de tan feliz alianza.

Al constatar los resultados negativos en las urnas, su despertar fue amargo, sus sueños se convirtieron en pesadillas, todo lo que planificó se derrumbó como un castillo de arena barrido por las aguas, Pantoja astutamente dio marcha atrás y alzando su dedo acusador señaló a José Mario Serrate Paz como al único responsable del rotundo fracaso, además le echó en cara su oposición a la alianza con ADN, así el maquiavélico Pantoja se convirtió en el verdugo del Jefe Nacional de FSB, dejándolo solo en el ojo de la tormenta. Fiel a su costumbre de ocultar la verdad no explicó el porque la oposición de José Mario Serrate Paz de realizar una alianza con ADN.

José Mario, como lo hacen los hombres de honor y para evitar confrontaciones entre falangistas, asumió toda la responsabilidad y en un gesto que lo enaltece, renunció a la jefatura nacional de FSB.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: