Posteado por: Carlos Tito | 3 mayo, 2007

LA LOGIA DE ORO XV


Conforme pasaron los meses las pugnas internas se intensificaban, dejando a Juan Abuawad Chahuan a merced de los oportunistas. Además, las dos generaciones de falangistas tenían diferencias antagónicas: mientras la juventud falangista se identificaba con el pueblo para luchar por los desposeídos cumpliendo los postulados Unzaguianos, los mal llamados falangistas de la guardia vieja cruceña se dejaban llevar por la indolencia, por creerse los dueños de FSB. Los primeros liderizados por un joven ansioso de llevar a la Falange Socialista Boliviana a los primeros planos del acontecer nacional, los segundos añorando y soñando con la Revolución de 1971, cuando perdieron su identidad ideológica al traicionar a nuestros mártires y convertirse en gendarmes de la política, por lo que sería muy difícil llegar a un entendimiento mientras los dirigentes vitalicios no cambien de actitud a favor de FSB, con el tiempo la zanja que los separaba se convirtió en un abismo.

Enfrascados en pugnas estériles, los sorprendió la convocatoria a elecciones nacionales completamente desorganizados, situación aprovechada por los oportunistas pertenecientes al Clan de los “Cien mejores falangistas”. Estos despertaron de su letargo para convencer al Jefe Nacional que brinde apoyo incondicional al General Bánzer, siendo el inicio de otra vergonzosa componenda a espaldas de la militancia. Cabe destacar que este “apoyo incondicional” a la candidatura de Hugo Bánzer Suárez fue la mayor vergüenza para FSB y el mejor regalo para ADN por las razones siguientes:

1. El acuerdo fue suscrito cuando ya se habían vencido los plazos para registrar acuerdo o alianzas ante la Corte Nacional Electoral, consecuentemente, de acuerdo a ley FSB NO PARTICIPO OFICIALMENTE EN LAS ELECCIONES GENERALES de 1997.

2. Los votos de FSB beneficiaron a ADN y a su candidato Hugo Bánzer Suárez, no sólo en lo político, sino también en lo económico.

3. ADN “concedió”, como gran cosa, a FSB la candidatura a la Diputación uninominal de la Circunscripción 58, siendo candidato el camarada Luís Mayser Ardaya, quien ganó las elecciones y se convirtió en el único Diputado Falangista.

El clan de los “Cien mejores falangistas” comenzó con ímpetu la campaña a favor de ADN, dejando una vez más postergadas las aspiraciones de los verdaderos falangistas de terciar en elecciones con candidatos propios, sin la necesidad de ser colgandijos de nadie.

Los logieros por continuar traficando con la política como lo hicieron por más de veinte años, no quisieron arriesgarse y para vergüenza de la juventud falangista sé subalternizaron al General, al extremo de que “Antorcha”, el órgano oficial de información de FSB, fue convertido en el vocero Adenista, siendo responsables de este hecho los editores: Fernando Terceros Suárez, Gonzalo Pers y Gustavo (Chavo) Heredia, este último fundador del Partido Político MAS – U (Partido Político de Evo Morales), según el testimonio de su esposa María Luisa Vargas Jordán.

Haciendo falsas promesas a los militantes, éstos dirigentes los convencieron para llevar adelante la campaña en favor de Bánzer. Una vez conocido el triunfo del General, la algarabía de los mal llamados falangistas de la guardia vieja cruceña y el clan de los “Cien mejores falangistas” fue elocuente. Por fin sus sueños se hicieron realidad, aprestándose a cobrar sus dividendos, gracias al trabajo y sacrificio de los ingenuos falangistas.

Y así lo hicieron, el clan de los “CIEN MAGNÍFICOS” acomodó a su gente: el secretario privado del Jefe Nacional Eduardo Alaiza De Achá fue nombrado “asesor” de la Prefectura, Víctor Hugo Castedo (Pumi) se “acomoda” en la Aduana de Viru Viru, Ronald Gálvez Pardo (Alias “El gato”) se acomoda en la Prefectura. Es por ello que al consolidarse un contubernio más de entreguismo y deslealtad, la reacción de los verdaderos falangistas no se hizo esperar al comprobar que fueron usados y engañados en su buena fe, declararon la guerra, precipitando los acontecimientos, ocasionando el abandono casi total de los militantes de las filas partidarias.

Miguel Edmundo Roda Roca, que se perfilaba como una esperanza equivocó el camino. En vez de combatir con la verdad a los dirigentes que traicionaron los postulados Unzaguianos, sucumbió ante la nefasta influencia del maquiavélico Pantoja, para convertirse en el implacable ejecutor de su venganza. Este por medio del panfleto “COLA É PEJI”, descargó toda su frustración y odio irracional, vejando a todos los que le dieron la espalda. Así por medios ilícitos, Pantoja obligó a Juan Abuawad Chahuan a renunciar a la Jefatura Nacional de FSB, arrastrando por el fango el prestigio y la honra de varios dirigentes, éstos en vez de castigar al intrigante, el 2 de Junio de 2001 en Cochabamba lo premiaron, reconociéndolo como al jefe supremo del clan de los “Cien mejores falangistas” ¿Porqué será?

MORALEJA: si Pantoja cayese en una letrina en vez de salir pringado de m….., saldría oliendo a jazmines (Comentarios del camarada Víctor Cabrera Carreño).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: