Posteado por: Carlos Tito | 21 junio, 2007

LA INSTITUCIÓN DEL VERDE OLIVO


Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz
C.I. 2819542 S.C.

Desde la década de los 50, la Policía Nacional fue y es la Institución más censurada y desacreditada, por el comportamiento irregular de los uniformados, agravada por la desatinada conducción de los mandos superiores al permitir células políticas en su interior, para que presten servicios especiales a los gobernantes de turno ¡Olvidándose que la Policía Nacional fue creada para servir y proteger a la ciudadanía en general!

Al encauzar sus pasos por senderos equivocados, lo único que consiguieron es que el pueblo los denigre y duden de su integridad restándoles credibilidad e involucran a los policías honestos con los inmorales. Gracias a la filiación política algunos policías cometieron y cometen arbitrariedades porque gozan de cierta protección de los superiores, que simpatizan o pertenecen al partido político de turno encaramado en el poder, oportunidad aprovechada por malos policías, para organizar grupos secretos delincuenciales, como los casos censurables de “CALAMARCA” y el de “BLAS VALENCIA” ¡Actos canallescos que enlodaron a la INSTITUCIÓN DEL VERDE OLIVO!

Fue a partir de 1952, que los efectivos de la Institución del Orden recorrieron los tortuosos e ilícitos senderos de la ignominia, convirtiéndose en polizontes brutales al servicio del Movimiento Nacionalista Revolucionario. Conculcaron los derechos ciudadanos, al extremo de aprehender a policías dignos ¡Por estar en desacuerdo de tácticas crueles de acosar, torturar y asesinar a civiles indefensos! Esos valientes policías fueron a parar a las cárceles y a los campos de concentración, donde sufrieron en carne propia atrocidades inenarrables junto a sus compañeros de infortunio ¡Los miles de presos políticos! Y como si no fuere suficiente tanta afrenta, humillaron y traicionaron a la Institución del Orden los propios policías, al permitir que el gobierno de ese entonces, contrate a LUÍS GAYAN CONTADOR, un delincuente chileno prontuariado en su país de origen ¡Para que sojuzgue, torture y asesine a los opositores del régimen movi-comunista! e increíblemente por sus servicios prestados de verdugo, los jerarcas del Movimiento Nacionalista Revolucionario lo premiaron, encumbrándolo como ¡Director General de la Policía Nacional!

¿Con tantos antecedentes inicuos que se podía esperar, si el delito y la impunidad fueron institucionalizados?

Después de la revolución liberadora de 1964, trataron de cambiar los conceptos éticos en la Policía Nacional, lamentablemente los gobernantes de turno, no tuvieron la capacidad ni la voluntad política para reestructurar desde los cimientos las reparticiones policiales, contrariamente permitieron que los colores políticos partidarios se impongan, en desmedro de la Institución creada por Ley para salvaguardar a la ciudadanía. Paradójicamente los resultados fueron y son negativos por consentir que los policías honestos, convivan en la misma entidad con los corruptos y los politiqueros, que practican el vergonzoso pacto de caballeros que dice: “Hoy por ti, mañana por mi” y por intereses sectoriales las autoridades del Ministerio de Gobierno no intervinieron ni intervienen como la Ley lo estipula ¡Erradicar la corrupción, la inmoralidad y la impunidad en el seno de la Policía Nacional!

Por lo expuesto es necesario que la Policía Nacional sea intervenida por el Congreso de la Nación para una efectiva reestructuración y que los policías honestos y respetuosos de la Ley, sin distinción de grados se pronuncien, sin temor a las represalias en favor de una intervención Congresal y no permitir que sea interna y peor manipulada por la demagogia que practica el actual Ministro de Gobierno, porque sería lo mismo que nada, ya que no es correcto ni ético ser juez y parte. ¡Hoy, más que nunca La Policía Nacional debe ser intervenida y reestructurada desde sus cimientos, por que está a un paso de convertirse en un ente represivo, al servicio incondicional del Movimiento al Socialismo! como lo fueron durante el doble sexenio (1952-1964), con el riesgo latente, de la intromisión cubana-venezolana en los altos mandos policiales. ¡Por ello es urgente e imperativa su reestructuración, para que los policías estén al servicio del pueblo boliviano y no de los gobernantes de turno!

Solo así los policías serán respetados y podrán reencontrarse con su pueblo, además todos los bolivianos anhelamos una policía valiente, eficiente y honesta para que proteja al ciudadano común y combatan a los delincuentes en todos sus reductos.

Es por ello, que a la brevedad posible se debería buscar consenso en la ciudadanía, para exigir al Poder Legislativo, que en el Parlamento se conforme una comisión capaz e imparcial, que busque la jerarquización y dignificación moral, técnica y económica de ¡LA POLICÍA NACIONAL! Para que puedan cumplir su esencial misión ¡Velar por el mantenimiento del orden público y garantizar la paz y la tranquilidad social!

 

Santa Cruz de la Sierra, junio de 2007.

Amable lector, agradezco y autorizo su publicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: