Posteado por: Carlos Tito | 28 junio, 2007

LO QUE NO DIJERON DEL “CHE” GUEVARA


¡UN HEROE DE OROPEL!

Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz.
CI: 2819542 SC

La gran mayoría de los escritores e historiadores dedicados a glorificar al “Che” Guevara, son burgueses con sentimientos comunistas que viven en la opulencia, son los que jamás compartirán sus riquezas con los pobres a los que dicen “defender”, son los que mistificaron la historia, para otorgarle al ¡Asesino Internacional Ernesto “Che” Guevara de la Serna!, virtudes que jamás poseyó y al encumbrarlo como a un célebre y legendario guerrillero capaz e idealista, encubrieron la verdadera personalidad del asesino congénito, del médico frustrado, del político mediocre y del pésimo estratega.

El argentino-cubano y Fidel Castro lucharon dizque, para liberar a Cuba del régimen opresor de Fulgencio Batista, ¡que falaces! Si después de la victoria, traicionaron al pueblo caribeño y al gran patriota cubano Dn. José Marti, que ofrendo su propia vida por preservar la independencia de su Patria. Fidel Castro y el “Che” Guevara individuos fríos y calculadores, confabularon para implantar en Cuba un régimen marxista-leninista, para sojuzgar al pueblo y arrebatarles el tesoro más valioso que poseían ¡LA LIBERTAD!.

Durante las reyertas para derrocar a Batista, el “Che” Guevara fue brutal con sus adversarios políticos, pero fue mucho más perverso con sus camaradas de lucha. “Ejecutó a sangre fría y sin juicio previo a más de dos centenares de seres y ante la duda decía el “Che” a sus subordinados, es mejor matar” Fue un médico fracasado, porque no pudo curar su asma que lo abrumaba y al no poder terminar con su dolencia, acrecentó su rencor por el ser humano.

“El “Che” Guevara, tuvo la oportunidad de implementar su visión económica de “justicia Social”, durante el período en que controló gran parte de la economía cubana”, pero naufragó en las profundidades de la mediocridad por carecer de políticas económicas. El “Che” Guevara, antes de ser ejecutado por terrorista en Bolivia, incursionó en el Congo (África) y de allí huyó derrotado con la cola entre las piernas llegando a Cuba en busca de refugio aislándose, para no dar la cara a los cubanos que lo creían un héroe. ¡Que valiente era el malvado!

Fidel Castro en su afán de expandir la revolución marxista-leninista en América del Sur, envió a Bolivia a una espía comunista apodada “TANIA”, para que contacte a personajes con predisposición marxista, camuflados en el régimen Barrientista, como el Capitán de Aviación Antonio Arguedas, Ministro de Gobierno y el Sr. Gonzalo López Muñoz, Jefe de Información del Palacio de Gobierno, ambos allegados a Barrientos y a Obando, es más López Muños editor propietario del semanario IPE, con oficinas en la calle Bueno a pocas cuadras del Palacio Quemado, acreditó a Tania como a su agente suscritor, para que pueda relacionarse con sus partidarios, sin que las autoridades sospechen de sus malévolas intenciones

A Tania, mujer bella, agradable, culta y con recursos económicos suficientes no le fue difícil cumplir a cabalidad los aviesos planes del dictador cubano Fidel Castro, pasaron los meses y llega a Bolivia el “Che” Guevara y uno a uno también llegan los demás sicarios, a recoger sus respectivos documentos que acreditaban su permanencia en el país, tramitados por Tania y entregados en las oficinas de IPE, lugar de reunión de los extremistas para planear la penetración y el comienzo de las hostilidades en el Sudeste boliviano (ÑANCAHUAZU).

Es aquí oportuno hacer una pausa, para que los escritores e historiadores que tanto elogian al “Che” Guevara ¡UN HEROE DE OROPEL! investiguen porque cambiaron el escenario de las acciones guerrilleras en Bolivia, si en un principio Fidel Castro, sus asesores y los comunistas bolivianos concibieron que se perpetrarían en el Norte de La Paz, (Madidi) zona fronteriza con el Perú muy favorable para el éxito de sus planes, al no existir en el lugar destacamentos militares ni policiales, además se beneficiarían con el apoyo incondicional de los guerrilleros peruanos!

¡El “Che” Guevara jamás se imagino, que al invadir por la fuerza de las armas territorio boliviano, fracasaría en su intento de crear en Bolivia un Vietnam y que moriría como un vulgar delincuente! Es cierto que no tuvo inconvenientes en llegar a Ñacahuazu, pero demostró ser un pésimo estratega, al cometer errores tácticos que lo llevaron inexorablemente al fracaso. Después de las alevosas emboscadas perpetradas por el “Che” y sus sicarios, asesinando a sangre fría a los soldados bolivianos que patrullaban la zona. ¡Todo se les complicó, de cazadores pasaron a ser las presas!

El constante desplazamiento de los “guerrilleros” en un terreno agreste y desconocido y sin una ruta segura para evadir a los militares que les pisaban los talones, los desespero al extremo de dividirse en dos grupos para poder huir, craso error del terrorista argentino-cubano que condujo a la mayoría de sus sayones a la muerte. Capturado el “Che” Guevara, fue conducido ha la Higuera y allí el Señor Sargento Mario Terán fue el encargado de vengar a sus camaradas asesinados cobardemente por el “Che”.Guevara. Cumpliéndose la sentencia Bíblica que dice: ¡Con la vara que tú mides serás medido!

 

Santa Cruz de la Sierra, Junio de 2007

Amable lector, agradezco y autorizo su publicación.

Por su importancia se transcriben los siguientes artículos:


!!!GLORIA A LOS EXCOMBATIENTES DE ÑANCAHUAZU¡¡¡ Por Ángel Vera

IV
Si extranjero poder algún día 
Sojuzgar a Bolivia intentare 
A destino fatal se prepare 
Que amenaza a soberbio agresor
Que los hijos del grande Bolivar 
Han ya mil y mil veces jurado 
¡Morir antes que ver humillado de la Patria el augusto pendón!


Ecuador – El Che, ¿chévere?

Publicado el 13 de June, 2007 en Internacional

Mi prima me preguntó quién es el Che, puesto que un amigo suyo usa una camiseta “chévere” de ese personaje. Yo le dije que la camiseta de una persona que representa la intolerancia pura me parece de mal gusto.

El presidente de Ecuador y Auki Tituaña, alcalde de Cotacachi, son admiradores del Che. Asumo que ellos, como tantos jóvenes que portan la camiseta del Che, desconocen que Ernesto “Che” Guevara de la Serna ejecutó a sangre fría a por lo menos 216 personas en la Sierra Maestra (1957-1958), en Santa Clara (1959) y en la prisión de la fortaleza de La Cabaña (1959), sin juicio previo. Ante la duda, decía el Che a sus subordinados, es mejor matar.

En su magistral ensayo, “La máquina de matar: El Che Guevara, de agitador comunista a marca capitalista”, Alvaro Vargas Llosa describe que el revolucionario tuvo la oportunidad de implementar su visión económica de “justicia social” como director del Banco Nacional de Cuba y del Departamento de Industria del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (1959) y luego como ministro de Industrias (1961). Durante el periodo en que controló gran parte de la economía cubana, la industria azucarera prácticamente colapsó, la industrialización fracasó y se introdujo el racionamiento del consumo, todo esto en la que había sido una de las cuatro economías latinoamericanas más avanzadas.

El Che tenía una determinación feroz: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal”. Según la biografía de Guevara de Philippe Gavi, el Che se jactaba de que “su país (Cuba) estaba dispuesto a arriesgar todo en una guerra atómica de inconcebible destrucción para defender un principio”.

El presidente egipcio Gamal Abdel Nasser contaba que Guevara le preguntó cuántas personas habían emigrado de su país a raíz de la reforma agraria. Cuando Nasser contestó que nadie se había ido, el Che le dijo enfurecido que la manera de medir la profundidad del cambio es con el número de personas que “sienten que no hay lugar para ellos en la nueva sociedad”.

Quienes se ponen las camisetas del Che seguramente no saben que este argentino sanguinario incitaba a “crear dos, tres… muchos Vietnam”. Y probablemente el alcalde Tituaña no sabe que quien él tiene retratado en su oficina escribió decepcionado desde Bolivia: “las masas campesinas no nos ayudan en absoluto”. Es más, el Che fue luego capturado por falta de apoyo local.

El doble estándar es sorprendente: el mundo se escandalizó, con razón, cuando el príncipe Harry de Inglaterra vistió un disfraz de nazi en una fiesta de jóvenes, pero muy pocos critican a gente como Carlos Santana, quien mientras cantaba durante la entrega de los premios Oscar de Hollywood en 2005, lucía una camiseta con el rostro del asesino Ernesto “Che” Guevara.

Fuente: Boletín Equinox

Autor: Gabriela Calderón


La realidad sobre Ernesto “Che” Guevara. Por Andrés Pucci

Ernesto "Che" Guevara, fue un político, medico, guerrillero y terrorista argentino – cubano.

¿Terrorista se preguntarán? No estoy siendo duro al decirlo, el terrorismo es una estrategia de guerra asimétrica que se caracteriza por inducir terror en la población civil para forzar políticas o comportamientos que de otra forma no se producirían.

Mucha gente lleva una polera (remera) del Che o sudaderas, tazas de café y demás mercadería, al mero estilo capitalista, tan contrario a la ideología política del Che, sin siquiera saber por que la lleva, que represento el Che, que hizo, que no hizo.

Les planteo un escenario ficticio, un señor, llamemoslo Fulano de tal, va a un país que no es el suyo, a derrocar a un gobierno constitucional para implantar un gobierno diferente, extranjero, el cual no esta contemplado en la constitución, durante esta incursión armad, en la cual mata a ciudadanos de ese país invadido, es muerto por las fuerzas armadas.

Ese señor Fulano de tal, ¿es un héroe?, ¿es un ejemplo a seguir?, ¿existe diferencia alguna entre el Che Guevara y este señor ficticio?

El Che Guevara antes de venir a Bolivia tuvo incursiones militares en África (Congo), las cuales derivaron al fracaso, mostrando su ineficiencia como estratega militar, antes también en Cuba, mató a mucha gente con los juicios sumarios, se estiman entre 198 y 898 personas muertas en dos años, según datos oficiales del gobierno cubano 216.

En Bolivia no existe un dato oficial de las bajas, por lo menos no encontré alguno, pero les transcribo a continuación un párrafo del diario del Che en Bolivia, correspondiente a julio de 1967:

Se mantienen los puntos negativos del mes anterior, a saber: imposibilidad de contacto con Joaquín y con el exterior y la pérdida de hombres, ahora somos 22, con 3 baldados, incluyéndome a mí, lo que disminuye la movilidad. Hemos tenido 3 encuentros, incluyendo la toma de Samaipata, ocasionándole al Ejército unos 7 muertos y 10 heridos, cifras aproximadas de acuerdo con partes confusos. Nosotros perdimos dos hombres y un herido.

En ningún momento cuestiono la ideología del Che, su valor ni sus motivos, como tampoco cuestiono los de Hitler, Atila o Stalin, pero considero que rendirle culto al Che, es similar que rendirle culto a Castro, Hitler o Pinochet, considero que es igual de ofensivo para el pueblo boliviano la imagen del Che, que una esvástica para el pueblo judío, muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero este señor Che Guevara, vino a mi país, quiso tumbar al presidente y asesinó soldados que trataban de defender su tierra natal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: