Posteado por: Carlos Tito | 9 agosto, 2007

Lo que no dice Almaraz


 
Roque A. Camacho
Fuente: El Deber
Publicado: Jueves 9, agosto de 2007

El actual viceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, afirmó en Ucureña el 2 de agosto pasado que antes se gastaron 90 millones de dólares en 10 años y se sanearon 9 millones de hectáreas, mientras que su Gobierno gastó 6 millones de dólares en año y medio, y saneó 5,5 millones de hectáreas.

A simple vista esos datos dan la impresión de que la actual administración de tierras es más eficiente; sin embargo, veamos la realidad.

Cuando hace más de 10 años se inició el proceso de saneamiento de tierras, se sabía que existían 129 millones de hectáreas dotadas por el Estado de 1953 a 1992; no obstante, el territorio de la República es de aproximadamente 109 millones de hectáreas, entonces se debía detectar esas dotaciones en exceso para ajustarlas a derecho. Para esto se realizaron auditorías legales y se comprobaron las fallas administrativas en los procesos de saneamiento.

La mayoría del dinero fue manejado por las ONG como Fundación Tierra, Cejis, Cipca, Alas y otras, además de empresas contratadas directamente por los países financiadores, invirtiéndose sólo en saneamiento de tierras comunitarias de origen y un pequeño porcentaje en saneamiento integrado al catastro.

El proceso de ubicación, evaluación, trabajos de campo, confirmación y/o anulación de miles de títulos ejecutoriales dados por el Gobierno durante el proceso de Reforma Agraria se inició hace unos 10 años, y muchos han concluido, faltando sólo la firma del Presidente de la República.

Actualmente en el despacho del Presidente de la República, desde hace un año y medio, existen más de 20.000 títulos ejecutoriales para ser firmados.

Lo que no dice Almaraz es que él y muchos de sus actuales colegas del actual Gobierno –García Linera, Albarracín, Eguiguren, Zacu, Ros, Bacarditt, Rivero, Rocha, Dalence, Salvatierra, Rada y otros– trabajaron en las ONG periféricas al saneamiento durante esos 10 años obteniendo recursos personales y para la movilización de sus grupos políticos, de esos 90 millones de dólares a los que hace referencia. Ahí nació el MAS.

Tampoco dice que los títulos ejecutoriales que está entregando ‘con bombos y platillos’ el actual Presidente de la República corresponden a trámites de saneamiento que se iniciaron y prácticamente concluyeron durante esos 10 años, de tal manera que sólo para el acto de firmar y la fanfarria resulta exorbitante gastar seis millones de dólares.

No dice nada respecto a que durante este año y medio de gestión no se ha iniciado ningún trámite de saneamiento por falta de recursos económicos y humanos suficientes en el INRA; es decir, su gestión carece de resultados propios.

En suma, a Almaraz cabe aplicarle el viejo refrán: “Dime de lo que presumes y diré tus defectos”.

 
* Catedrático de Derecho Agrario,
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: