Posteado por: Carlos Tito | 7 septiembre, 2007

Bolivia – ¡Ay! Santa Cruz, no te rajes


Publicado el 5 de September, 2007 en Centa Reck, Columnistas, Internacional

Me sale del alma… dice el corrillo mejicano…

En momentos en los que nos debatimos ante la amenaza de desaparecer como cultura, como grupo social, como visión de vida, se instaura una guerra intestina, que intenta pescar en río revuelto. Los “pescadores”, son precisamente los que han desencadenado la violencia y el enfrentamiento que vivimos; ellos son también los únicos que sacarán partido. Hablamos de los ideólogos del MAS, quienes han apelado a la confrontación y el fraccionamiento social, para imponer su proyecto político fundado en el absolutismo, la hegemonía del poder y la imposición cultural que redunda en el debilitamiento de otras visiones. Este proyecto plantea múltiples ambigüedades, tales como la de postular “teóricamente” la diversidad, concebida como una categoría racial y no como un sustrato cultural de amplias connotaciones aglutinadoras; apela también a la recuperación de los derechos de los excluidos al tiempo que genera nuevos marginamientos y exclusiones y postula una igualdad que termina correspondiendo a un control y represión de la producción para que el Estado sea el único aglutinador de riquezas. Por supuesto que para llegar a este alto grado de centralización y concentración de poder, “el partido” necesita dividir, subdividir, atomizar, romper, aniquilar, destruir.

Este y no otro es el motivo por el que el Ejecutivo busca desintegrar o pulverizar cualquier proyecto alternativo que emerja como una propuesta integradora y unificadora. En este contexto, la región cruceña ha sido atacada en forma renuente, con el objetivo de invalidar la cultura, el modelo y visión de país que este departamento ha generado con éxito. Por supuesto que nada es perfecto y que todo puede ser perfectible, pero no está en los planes del proyecto del MAS el buscar cambios que partan de lo que tenemos, ya que su proyecto tiende a amoldarlo todo a la cultura aymara y al sistema comunista.

Para consolidar este proyecto, se necesita invalidar la visión regional que es unificadora de las demandas y aspiraciones cruceñas y que nos remite a una superestructura de identidad e idiosincrasia que define lo cruceño. Ahora se lucha para no permitir que se cristalice una voz opositora, motivo por el que se está atacando el proyecto que nos unifica en la diferencia, a fin de llevarnos a las arremolinadas aguas que quieren hacer de lo boliviano lo Aymara, al tiempo que buscan suprimir todo pensamiento disidente y opositor a esta ideología que apuesta a transformar a los ciudadanos en esclavos de un buró político.

Esta es la crítica que se le puede hacer al grupo que ha salido a hablar a nombre de Santa Cruz, pues incurren en el desliz de tratar de fragmentar un discurso que con sus diferencias, con sus pros, contras, opositores y adeptos, emerge en el momento presente como integrador y compacto, características necesarias para forjar un frente común para afrontar el peligroso momento social y político del que pende de un hilo la democracia y la libertad.

No negamos el derecho que estos ciudadanos tienen a disentir con las instituciones que lideran la lucha regional por nuestra cultura, identidad y proyección, pero se debe establecer que este es un acto en el que a partir de la elección de una trinchera política, se puede generar un cuestionamiento y acciones políticas en este sentido, pero sin arrogarse una representatividad que no les corresponde. Sería poco ético e inconsecuente tratar de apropiarse del discurso cruceño, pues en el horizonte de lo cruceño existen causas y objetivos definidos y comunes que están más allá de las diferencias y las insatisfacciones sectarias y personales. No se puede aprovechar el momento para pescar en río revuelto, mucho más si estas personas han estado involucradas en procesos políticos anteriores y actuales, razón por la que no tiene peso el argumento de que han tenido las voces “secuestradas”.

El grupo de oposición a las instituciones cívicas cruceñas recientemente formado, tiene derecho a elegir el camino de oponerse al discurso regional, pero debe dejar por sentada esta opción ideológica e incluso partidaria, puesto que no es casual que surjan justamente cuando el discurso forjado por la cruceñidad se potencia como oposición civil frente a un gobierno altamente violentador de derechos, de libertades y del marco democrático. Es también bastante sugestivo que porten el mismo discurso del MAS, observándose en su accionar la misma estrategia masista de romper la cohesión discursiva para fragilizar y romper la causa cruceña que aboga por la democracia. Cada quien tiene derecho y libertad de tomar su propia opción, pero hay que diferenciar esto de un intento de apropiación o copamiento de un discurso o ideario regional, que representa la opción del conjunto social que ha sido respaldada por la votación obtenida en el Referéndum Autonómico, que estas personas intentan desconocer hablando de distintas formas de autonomía, a sabiendas que estas han sido concebidas por el actual gobierno precisamente para deslegitimar e invalidar las autonomías departamentales. Quizás en el apasionamiento de las circunstancias estos ciudadanos han incurrido en el error de confundir una opción política de un grupo minoritario con una toma por motus propio del ideario cruceño.

Algo que tampoco puede pasarse por alto, es el hecho de que muchas personas de este grupo están comprometidas con el actual gobierno y se pronuncian por esta simpatía o adhesión, por lo que no el lógico tampoco que intenten romper las canillas de las instituciones representativas de las luchas regionales tratando de eludir el hecho de que esto sería en cumplimiento de un acto político . Recordemos que si bien Evo Morales ganó con el 54%, la autonomía departamental en Santa Cruz ganó por el 71% y esto se constituye en un respaldo de legitimidad y legalidad a las instituciones regionales para hablar en nombre del proyecto unificador, democrático y productor cruceño.

Autor: Centa Reck

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: