Posteado por: Carlos Tito | 29 marzo, 2008

LA REVOLUCIÓN AGRARIA DEL MOVIMIENTO AL SOCIALISMO


 
Por: Carlos Tito Gallardo Lavadenz
CI: 2819542 SC

Los desaciertos y los atropellos emprendidos por el presidente Morales y sus cómplices, nos llevan a la realidad de insistir, que necesitamos convivir en un claro y definido Estado de derecho, para salvaguardar los derechos individuales y la democracia y para ello se requiere fundamentalmente la vigencia de un Estado Nacional, que se exprese vitalmente como nación y no simplemente como un país soberano, porque en un Estado de derecho, se protege y se estimula al inversionista, se da garantía al capital privado, se fomenta el espíritu de empresa y de iniciativa y se crea condiciones favorables para la industria y el comercio y con el trabajo de todos la prosperidad se cimentará en la industrialización del país, además es vital y necesario concentrar todas las energías en los campos, para incentivar y promover una próspera y auténtica producción agropecuaria que pueda abastecer la alimentación de los bolivianos.

Don Oscar Unzaga de la Vega decía: La tierra ubérrima está esperando el arado que haga saltar la espiga con que amasaremos nuestro pan, que no puede venir de tierra extranjera porque es el pan de cada día.

Solo los pueblos esclavos pueden comer un pan comprado en tierra ajena. El trabajo será la grandeza de Bolivia y de los bolivianos.

Todo espera en Bolivia, la hora en que los bolivianos se pongan a trabajar sin odios y con patriotismo, solo así se forjará la grandeza de la Patria.

La naturaleza nos hizo privilegiados, ¡que no sea la sangre la que no responda!

Países más pobres se hicieron ricos, naciones más débiles se hicieron fuertes, solo bastó un puñado de hombres de férrea voluntad se lo propusieran”.

Paradójicamente el presidente Morales está empeñado en destruir el agro cruceño, promocionando su Revolución Agraria en desmedro del campesinado boliviano, para beneficiar exclusivamente a los sembradores de la muerte (cocaleros del Chapare), en otras palabras ¡la nueva oligarquía de cocanis encabezada por Evo Morales Aima y sus cómplices!, buscan consolidar sus aviesos proyectos violando la CPE y las Leyes vigentes promulgando decretos atentatorios, como el que prohíbe la exportación del aceite comestible y sus derivados, condenando a la incertidumbre y a la desesperación a cientos de miles de pequeños y medianos agricultores de oleaginosas (soya y girasol), de jornaleros del campo, de transportistas y de trabajadores que dependen de la cadena productora agroindustrial cruceña.

Prueba fehaciente que la tan promocionada Revolución Agraria del Movimiento al Socialismo es un plan preconcebido para devastar la agropecuaria cruceña, sin tomar en cuenta que en Santa Cruz de la Sierra se producen alimentos para nutrir a dos tercios de la población boliviana y que genera impuestos en la misma proporción beneficiando al centralismo, pero al gobierno masi-comunista no le importa un bledo el esfuerzo de los cambas con tal de destruirlos, implementado a cabalidad lo propuesto por el k’hara overo y ex terrorista poncho rojo Álvaro García Linera avalada por el presidente Morales la tesis:

 

EMANCIPACIÓN Y CONTRA HEGEMONÍA EN BOLIVIA
ESTRATEGIAS PARA DESTRUIR LA DOMINACIÓN K’HARA

Fuente: http://www.eldeber.net/alv.htm

Subtítulo GUERRA ECONÓMICA.- Destrucción y creación del capital económico.

Recopilación textual:

Quitar al empresario y a las clases medias sus recursos materiales (cerrar mercados y reducir salarios respectivamente), en una palabra empobrecerlos, se constituye en una estrategia para anular su capacidad de influencia en relación al poder del Estado.

Para ello, es imprescindible anular el peso del empresariado individual, la propiedad privada (tierras, bienes inmuebles), la influencia del dólar americano y la capacidad de acumulación, ahorro y generación de riqueza del empresariado y la clase media. Con tales acciones se romperán los mecanismos de reproducción de las asimetrías y desequilibrios sociales, generados por el capital económico.

Las acciones ya impulsadas para alcanzar tales objetivos se vinculan al proceso de nacionalización de los recursos naturales y de sectores estratégicos, la revolución agraria, el control del bolsín, el bloqueo de las redes de vinculación comercial empresariales y nacionalización de la banca.

En contra partida, se reorientan los recursos del proceso de nacionalización de los hidrocarburos hacia YPFB, como parte de una nueva burguesía colectivista, la redistribución de tierras a comunidades y no a personas, la reducción del peso del dólar americano y la creación del Tratado de Comercio de los Pueblos. La nacionalización en este marco se convierte simbólicamente en la destrucción del mito del poder transnacional. Desde la toma simbólica del pozo petrolero San Alberto en el Chaco tarijeño, que atesora más del 90% del gas y petróleo de Bolivia, y de las gasolineras en las ciudades por las Fuerzas Armadas y la Policía, el discurso oficial ha tomado como bandera la refundación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Crear la imagen de la muerte del proceso de capitalización y cubrir con una comunicación borrosa el hecho de que esta nacionalización no expropia nada, constituyeron parte de la estrategia mediática para proporcionar en la gente la idea de una agresiva medida del gobierno.

Sin embargo, las acciones y las palabras deben cumplir una función simbólica para la nueva elite en el poder. Deben crear la imagen de un cambio del mundo, con lo que se asegura soporte político para la Asamblea Constituyente en la que se apuesta por un cambio de la institucionalidad del Estado, el proceso de destrucción material del antiguo orden.

Lo que si se hace evidente es que esta nueva revolución agraria no pasa por la propiedad individual, sino por la propiedad colectiva de la tierra, la cual debe ser administrada por comunidades instaladas desde diferentes partes del país.

Se trata como en el incario de encomiendas estatales para ocupar terrenos extraños y por conquistarse. Desde un punto de vista político, obviamente, son migraciones que perforan el dominio tradicional de la tierra y alteran las relaciones sociales, políticas y económicas en las zonas elegidas como polos de penetración étnico territorial.

Los nuevos cocanis o la “burguesía” cocalera.

El corazón del nuevo “bloque histórico” en el poder es el sector cocalero. Este sector conjuntamente la población indígena constituyen la vanguardia del nuevo bloque revolucionario, que en alianza estratégica con los sectores más duros con capacidad de movilización (mineros cooperativistas, juntas vecinales de El Alto y maestros rurales) e intelectuales, posibilitan la unidad entre gobernantes y gobernados, dirigentes y dirigidos, intelectuales y masa. Como corazón de este bloque, los cocaleros no solo deben apoderarse políticamente sino también económicamente. Para ello como estrategia de enriquecimiento y capitalización se luchará por que la hoja de coca sea retirada de la lista 1 de la Convención Única de Naciones Unidas sobre estupefacientes de 1901. De ahí que, como en los otros campos de batalla se debe despenalizar y desestigmatizar la hoja de coca y modificar sustancialmente el enfoque de la lucha contra las drogas, convirtiendo a la hoja de coca en un tema productivo de desarrollo integral, alejado de la problemática de las drogas.

El retirar la hoja de coca de la lista 1 de Estupefacientes busca más allá de la retórica cultural e histórica, abrir los mercados legales de la hoja de coca y de sus derivados, convirtiendo a este producto en uno de los de mayor potencial económico, concentrando monolíticamente en las regiones del Chapare y Yungas de La Paz.

Esta apertura significará dar un fuerte impulso al proceso de industrialización de la hoja de coca, que a su vez incidiría en la capitalización económica del sector cocalero, sentando las bases para la creación de una nueva burguesía agro exportadora parida desde el Estado, que sustituiría la del oriente.

Esta estrategia tiene correlato con el intento de crear redes de productores originarios (empresas comunitarias) que den sentido y consistencia a la idea del Tratado de Comercio de los Pueblos. Estas redes orientadas a la producción, cultivo y exportación de productos originarios (quinua, camélidos, textiles, etc.) se desarrollaría a través de las redes del “Comercio Justo”, con la que el empresariado comunitario también será parido desde el Estado, en desmedro de las iniciativas individuales, las cuales no son parte de la agenda gubernamental. Tales acciones, asimismo, permitirán construir Redes económicas de comercialización alternativas a las del comercio internacional neoliberal y sus condicionamientos legales e institucionales como parte de una lucha contra hegemónica planetaria.

Además, para asegurar el éxito de su revolución agraria no dudaron en buscar el apoyo y la cooperación financiera de la Comunidad Europea y para ello firmaron el siguiente pacto:

CONVENIOS BOLIVIA – COMUNIDAD EUROPEA
La Paz – Bolivia Mayo 2008 (www.hechosyrostros.com)
 
Convenio de financiación entre Bolivia y la Comunidada Europea
Foto: Gonzalo Jallasi /ABI

A continuación, documentos del convenio entre Bolivia y la Comunidad Europea, sobre temas relacionados con el desarrollo y el control de la hoja de coca. Este material, fue enviado por la unidad de prensa del Ministerio de Gobierno de Bolivia, a nuestra página web, y dice, textual:

Dossier Informativo
“Convenio de Financiación entre Bolivia y la Comunidad Europea para el
Apoyo al “Plan Nacional de Desarrollo Integral con Coca 2006- 2010”

La Paz, marzo de 2008

 
1.  Antecedentes
En junio de 2006, el Gobierno Nacional presentó el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2006-2010, que aspira a reducir la pobreza y crear una sociedad más inclusiva.

En su capítulo sobre desarrollo agrícola, el PND propone siete nuevas políticas diferenciadas que incluyen al cultivo de la hoja de coca. La Política Sectorial de Desarrollo Integral institucionalmente consolidada aplica mecanismos de participación y concertación social para la reducción de la pobreza en el marco de la Revalorización de la Hoja de Coca, en el ámbito de intervención del Programa de Desarrollo Integral para Vivir Bien.

En general, el nuevo enfoque de política sectorial contempla los aspectos más importantes del concepto de Desarrollo Integral (antes Desarrollo Alternativo), proponiendo estrategias y actividades concretas para la revalorización e industrialización de la hoja de coca en un marco de respeto a los convenios internacionales, bajo el principio de la “Responsabilidad Compartida”.

En contraposición al concepto clásico de Desarrollo Alternativo, la nueva visión del Desarrollo Integral incorpora en su dimensión de integralidad a la hoja de coca, no solo como parte de la economía nacional e insumo del desarrollo agrícola a través de su industrialización y comercialización socialmente controlada, sino como elemento articulador del desarrollo integral que promueve procesos de apropiación de los actores sociales que comparten y viabilizan la implementación de las políticas del sector.

El núcleo central del Plan Nacional de Desarrollo Integral con Coca 2006-2010 consiste en generar procesos de desarrollo integral sostenible y participativo en las zonas de intervención, con la finalidad de eliminar la pobreza, la exclusión social y el deterioro ambiental, revalorizando la Hoja de Coca.
Se trata de apoyar el diseño y la implementación de ciertos componentes de la política pública sectorial de Desarrollo Integral, definiendo sus alcances, límites e interrelación con otros sectores.

 
2. Marco Institucional
CONALTID
El CONALTID es el máximo organismo nacional para la lucha contra el narcotráfico y revalorización de la hoja de coca, y tiene como atribución principal definir y normar las políticas nacionales que enmarquen la gestión y coordinación de los planes, programas y proyectos.

El CONALTID es presidido por su Excelencia el señor Presidente de la República.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos ejerce la presidencia alterna del CONALTID y tiene a su cargo la Secretaría de Coordinación del CONALTID, a través del Viceministerio de Relaciones Exteriores y Cultos.

El Viceministerio de Defensa Social, del Ministerio de Gobierno, ejerce la Secretaría Técnica del CONALTID.

El Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral, del Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente, es la instancia responsable del tema Coca y Desarrollo Integral.

Delegación de la Comisión Europea

La Comisión Europea es la institución financiadora del programa, a través de su Delegación en Bolivia.
ESTRUCTURA ORGANIZATIVA DE EJECUCIÓN DEL PROGRAMA
Coordinador Nacional
Ministerio de Planificación del Desarrollo
Organismo ejecutor
Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente a través del Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral.
Beneficiarios
Municipios, Mancomunidades de Municipios y actores sociales de las zonas de intervención.
Zonas de intervención:
 
Zonas productoras de hoja de coca
Las zonas productoras principales son los Yungas de La Paz y el Trópico de Cochabamba. La producción de hoja de coca no es la única actividad agrícola y en algunas localidades constituye un cultivo de reserva y seguridad económica.
 
Zonas expulsoras de población
La pobreza crítica estimula un proceso de migración temporal o definitiva, en búsqueda de mejores horizontes, que frecuentemente son las zonas productoras de hoja de coca.

Zonas de alta sensibilidad (Áreas protegidas)

Las áreas protegidas cercanas a las zonas productoras de hoja de coca, han recibido asentamientos espontáneos y en algunos casos se ha desarrollado cultivos de hoja de coca, que están sometidos a procesos paulatinos y concertados de eliminación.

 
3. Ficha técnica del programa
Período de Ejecución
Desde el 4 de marzo de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2012.
 
Fases de ejecución
•  Fase de ejecución operativa (4 de marzo de 2008 – 31 de diciembre de 2011).
•  Fase de cierre (31 de diciembre de 2011 – 31 de diciembre de 2012).
 
Monto financiamiento
Fuentes de financiación previstas
Importe en Euros
Ayuda presupuestaria (Comunidad Europea)
24.000.000
Ayuda complementaria (Comunidad Europea)
2.000.000
TOTAL GLOBAL
26.000.000
 
Objetivo General
Generar procesos de desarrollo integral sostenible y participativo, fomentando capacidades de autogestión comunitaria e institucional, que incluya inversión privada solidaria, para eliminar los factores causantes de la pobreza, la exclusión social y el deterioro ambiental, aplicando de forma interna y externa la estrategia de la revalorización de hoja de coca.
 
Objetivos Específicos
  • Establecer mecanismos para reducir la monoproducción y la dependencia exclusiva de la coca, diversificando la base productiva.
  • Desarrollar sistemas de producción articuladas a redes integradas, sociales, cultural y ambientalmente sostenibles y competitivas.
  • Mejorar las condiciones de vida de la población del ámbito de intervención con la implementación de programas y proyectos sociales y de infraestructura.
  • Desarrollar la capacidad de gestión comunitaria, en términos tecnológicos, gerenciales y asociativos-institucionales con enfoque de género,
  • Promover y consolidar la concertación y el control social en la implementación de políticas de desarrollo en los ámbitos de intervención.
  • En el marco de los acuerdos internacionales suscritos por Bolivia, coordinar, promocionar e implementar tareas de industrialización de la hoja de coca, generando conocimiento científico, políticas, normas y estrategias que impulsen el desarrollo integral con coca, bajo un contexto de producción agro-ecológica que fortalezca a las organizaciones sociales pertinentes.

COMPONENTES DEL PLAN

 
Componente de desarrollo económico
Promover y consolidar actividades económicas de los sistemas de producción integrales, que generen fuentes de ingresos y empleos para los beneficiarios de los ámbitos de intervención del Viceministerio de la Coca y Desarrollo Integral (VCDI), con infraestructura productiva e innovación tecnológica, infraestructura vial, turismo, electrificación rural y servicios financieros.
 
Componente de desarrollo social
Mejorar las condiciones de vida de la población en el ámbito de intervención del VCDI, que les permita acceder a servicios básicos, salud, educación y vivienda con saneamiento básico y agua potable.
 
Componente recursos naturales y medio ambiente
Es necesario establecer un programa integral de los recursos naturales del Trópico de Cochabamba y los Yungas de La Paz , que promueva su aprovechamiento racional y sostenible, sin poner en riesgo los potenciales bióticos y abióticos, para lo cual se deben formular planes de ordenamiento territorial y aprovechamiento de los recursos naturales.
 
Componente fortalecimiento institucional
El Plan promueve el fortalecimiento de las instituciones, comunidades y pequeños productores que permita garantizar la sostenibilidad de las actividades que desarrollan las organizaciones a través de la implementación de programas de capacitación, formación, asistencia técnica y fortalecer el desarrollo institucional de las organizaciones de base comunitarias.

Componente revalorización de la hoja de coca

Promover la revalorización de hoja de coca a nivel nacional e internacional, dando a conocer sus potenciales beneficiosos, con el fin de apoyar a su despenalización y retiro de la Lista I de Estupefacientes de la Convención Única de 1961.

Resultados esperados

  • Contar con una política sectorial de Desarrollo Integral sólidamente definida, interrelacionada con sectores afines, socialmente compartida con actores sociales e institucionales relacionados a la problemática del cultivo de la hoja de coca, y concertada con la comunidad internacional, bajo los principios de soberanía y dignidad nacional.
  • Aceptación y apoyo por parte de la comunidad internacional de una visión de Desarrollo Integral en el marco de la responsabilidad compartida, establecida en el contexto de las políticas de lucha contra el narcotráfico.
  • Contar con un marco institucional del Estado boliviano consolidado, dinámico y flexible, capaz de generar sinergias institucionales/sectoriales para coadyuvar la implementación de la política sectorial de Desarrollo Integral.
  • Ejecución, administración, monitoreo y evaluación de la política sectorial en las zonas relacionadas a la problemática del cultivo de la hoja de coca (productoras, expulsoras y de alta sensibilidad).
  • Los sectores y actores sociales relacionados a la problemática del cultivo de hoja de coca demanden de manera sostenida, coherente y con capacidad técnica y administrativaza ejecución de acciones e iniciativas.
  • Los actores públicos y privados ejecuten inversión social y productiva en las zonas de intervención, basadas en carteras de proyectos que coinciden con los objetivos del desarrollo integral y la mitigación de conflictos.
Principales actividades
  • Consolidación de la política sectorial y su difusión entre grupos sociales y actores responsables de la toma de decisiones. La armonización de propuestas con sectores relacionados y la definición de procedimientos administrativos que converjan en un marco legal establecido para el sector. Se actuará en los niveles sub nacionales (prefecturas, municipios, etc.) que tienen atribuciones y obligaciones en la implementación de políticas vinculadas a la problemática de las drogas y la hoja de coca, garantizando la participación social y la apropiación de la política sectorial por parte de actores locales.
  • Identificación y caracterización de actores institucionales públicos relacionados a intervenciones en Desarrollo Integral, fortaleciendo su capacidad administrativa, técnica, financiera y sus posibilidades de inserción en procesos de coordinación intrasectorial. Se involucrarán al Fondo Nacional de Desarrollo Alternativo (FONADAL), las Prefecturas y Municipios correspondientes a las zonas de intervención de la política sectorial y otros actores colectivos (federaciones de campesinos/colonizadores, asociaciones de productores, instituciones sectoriales).
  • Oferta y provisión de obras, servicios y suministros por parte de instituciones nacionales del sector hacia grupos meta orientados a ofrecer oportunidades de empleo y generar fuentes alternativas de ingresos rurales agrícolas y no agrícolas. Asimismo, el diseño de planes, programas y proyectos, la canalización de fondos públicos y la asistencia técnica.

Dossier Informativo

“Convenio de Financiación entre Bolivia y la Comunidad Europea para el proyecto
de Apoyo al “Control Social de la Producción de la Hoja de Coca”

La Paz , marzo de 2008

Sumario  
1. Antecedentes
2. Marco Institucional
3. Ficha técnica del proyecto
4. Antecedentes

Bolivia es el tercer productor de hoja de coca en el mundo tras Colombia y Perú. El cultivo de la hoja de coca, que desempeña un papel cultural y económico muy significativo en Bolivia, se encuentra concentrada en los Yungas de La Paz y en el Trópico de Cochabamba.

Mediante programas coercitivos de erradicación se logró, durante los últimos 10 años, una reducción del 50% de la superficie cultivada, pero a costa de un fuerte incremento de la conflictividad entre las fuerzas militares/policiales y los cocaleros, con decenas de muertes como resultado de los enfrentamientos.

El actual Gobierno de Bolivia se encuentra aplicando una nueva política sobre la hoja de coca y lucha contra las drogas expresada en la “Estrategia de Lucha contra el Narcotráfico y Revalorización de la Hoja de Coca 2007- 2010”.

El objetivo general de esta estrategia, en lo referido a las medidas de control e interdicción, contempla la reducción drástica del narcotráfico mediante acciones de interdicción, participación social y prevención del delito, en el marco del respeto a los derechos humanos, la dignidad y soberanía nacional, así como la preservación de los recursos naturales y el medio ambiente.

Bajo el lema “Coca sí, cocaína no” se reafirma el compromiso de seguir luchando contra el narcotráfico y al mismo se reconoce la importancia cultural y económica del cultivo de hoja de coca en Bolivia.
La racionalización es un mecanismo de reducción voluntaria y concertada de la producción de hoja de coca entre las organizaciones sociales y el Estado. Para ello se identifica a las Federaciones Sindicales de Trabajadores Campesinos de las áreas del Trópico de Cochabamba y Yungas de La Paz como cabeza de sector; por su parte, el Estado ejecuta la racionalización mediante la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), Policía Ecológica y otras reparticiones bajo la dirección del Viceministerio de Defensa Social (VDS).

El control social para la producción de la hoja de coca se entiende como la responsabilización de las poblaciones y la auto-gestión del proceso de racionalización del cultivo de la hoja de coca.
El control social es aceptado por las organizaciones sindicales y el Gobierno bajo criterios de concertación, y asumido y financiado por la cooperación internacional como parte de la responsabilidad compartida.

 
5.  Marco Institucional
CONALTID
El CONALTID es el máximo organismo nacional para la lucha contra el narcotráfico y revalorización de la hoja de coca, y tiene como atribución principal definir y normar las políticas nacionales que enmarquen la gestión y coordinación de los planes, programas y proyectos.

El CONALTID es presidido por su Excelencia el señor Presidente de la República.
El Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos ejerce la presidencia alterna del CONALTID y tiene a su cargo la Secretaría de Coordinación del CONALTID, a través del Viceministerio de Relaciones Exteriores y Cultos.

El Viceministerio de Defensa Social, del Ministerio de Gobierno, ejerce la Secretaría Técnica del CONALTID.

Delegación de la Comisión Europea

La Comisión Europea es la institución financiadora del Proyecto “Diseño e implementación de un mecanismo de control social para la racionalización del cultivo de la hoja de coca” a través de su Delegación en Bolivia.

ESTRUCTURA ORGANIZATIVA PARA LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO

Administración contratante y representante ante la Comisión Europea
Viceministerio de Defensa Social
 
Supervisor del proyecto
Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas (CONALTID)

Comité de Dirección del Proyecto

El Comité de Dirección supervisará y validará la dirección y políticas generales del Proyecto, se reunirá al menos dos veces al año y será responsable de verificar los presupuestos-programas propuestos elaborados por el administrador de anticipos y el responsable contable de los anticipos.

Estará conformado por:

•  Un representante del Viceministerio de Defensa Social, la Administración contratante.
•  El administrador de anticipos y el responsable contable de los anticipos para el Proyecto.
•  Un representante del Supervisor, Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de drogas (CONALTID).
•  Los órganos públicos y privados relacionados con el Proyecto (Viceministerio de la Coca, Viceministerio de Relaciones Exteriores, otros).
•  El Jefe de la Asistencia Técnica Internacional del Proyecto
•  Un representante de la Comisión Europea, a título de observador.
•  Otros representantes invitados
•  Ficha técnica del proyecto
 
Duración
60 meses
 
Fases de la ejecución del proyecto
•  Fase de ejecución operativa (48 meses).
•  Fase de cierre (12 meses).
 
Localización de la intervención
El proyecto abarca todas las zonas productoras de hoja de coca en el país, ubicadas en los departamentos de Cochabamba y La Paz. Asimismo , las zonas de alto riesgo como son los parques nacionales y áreas protegidas que limitan con las zonas productoras de hoja de coca.

Ubicación de la sede del Proyecto
Ciudad de La Paz – Dirección General del Viceministerio de Defensa Social.

Monto financiamiento

Fuentes de financiación previstas
Importe en Euros
Contribución del Gobierno Boliviano
2.139.200
Contribución de la Comisión Europea
10.000.000
TOTAL GLOBAL
12.139.200
 
Objetivo General
Apoyar al Gobierno de Bolivia en la implementación de políticas coherentes de lucha contra el narcotráfico, bajo un conjunto de acciones ejecutadas en el marco de la “Estrategia de Lucha contra el Narcotráfico y Revalorización de la Hoja de Coca”, apoyadas y concertadas conjuntamente con las organizaciones de los productores, con el fin de regular la producción de hoja de coca en el país, a través de mecanismos de Control Social, bajo un clima de paz, concertación, participación democrática y vigencia plena de los Derechos Humanos.
 
Objetivo Específico
Incrementar las capacidades institucionales del Gobierno de Bolivia y organizaciones sociales de los productores de hoja de coca, para implementar programas de control social de la producción de hoja de coca.

Resultados esperados
  • Contar con un registro y el saneamiento de parcelas de los productores de hoja de coca; como apoyo a los mecanismos de Control Social a ser definidos.
  • Contar con un sistema integral de información georeferenciada que pueda otorgar información objetiva y periódica sobre el estado de los cultivos de coca en las áreas productoras.
  • Contar con un plan integral de comunicación y difusión de la estrategia de control social tanto a nivel de las organizaciones como de la opinión pública.
  • Fortalecimiento de las organizaciones sindicales involucradas (Federaciones), desarrollando capacidades de gestión de conflictos para el diseño y aplicación de mecanismos de Control Social.
  • Organizaciones sociales involucradas dotadas de infraestructura, equipamiento y tecnología suficiente para la gestión sostenible del Proyecto Control Social.

Principales actividades

  • Registrar periódicamente las parcelas de producción de hoja de coca de los productores en las áreas de intervención.
  • Censar periódicamente a los productores de hoja de coca afiliados a las Federaciones de productores en los Departamentos de La Paz y Cochabamba.
  • Diseñar e implementar un Sistema de Información Geográfica para el análisis espacial de la información de manera periódica.
  • Diseñar y ejecutar un plan de comunicación sobre la estrategia de control social dirigida a las organizaciones de productores.
  • Diseñar y ejecutar estudios/ investigaciones sobre las organizaciones sociales del sector, estructuras de organización territorial, mecanismos internos de desarrollo, mecanismos de construcción de normas, fortalezas y debilidades.
  • Elaborar e implementar un plan de fortalecimiento de capacidades institucionales a organizaciones de productores de hoja de coca, para el control social de la producción de hoja de coca.
  • Concertar la formulación y aplicación de Mecanismos de Control Social de la producción de hoja de coca, manteniendo criterios de delimitación y limitación de la producción según áreas de conflicto de manera consensuada entre el Gobierno y organizaciones de productores de hoja de coca.
    Analizar las necesidades de equipamiento e infraestructura de las organizaciones en función de la implementación de la estrategia de control social.

Firma de Convenios de Cooperación entre Bolivia y la Unión Europea Por 36 millones de Euros para apoyar al “Control Social de la Producción de la Hoja de Coca” y el “Plan Nacional de Desarrollo Integral con Coca 2006- 2010”

La firma de dos convenios entre el Gobierno Boliviano representado por el Ministro de Gobierno, Alfredo Rada, la Ministra de Desarrollo Rural y Agropecuario, Susana Rivero y el embajador de la Unión Europea , Kenneth Bell, permitirá ejecutar el “Control Social de la Producción de la Hoja de Coca” y el “Plan Nacional de Desarrollo Integral con Coca 2006- 2010” , los que generarán procesos de desarrollo integral sostenible y participativo, así como el apoyo al Gobierno Nacional en la implementación de políticas coherentes de lucha contra el narcotráfico.

El “Plan Nacional de Desarrollo Integral con Coca” cuenta con 26 millones de Euros de financiación, y será ejecutado por el Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente a través del Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral. El plan que durará en una primera fase hasta el 31 de diciembre de 2012, beneficiará a Municipios, Mancomunidades de Municipios y actores sociales de las zonas de intervención.

Con este plan se pretende realizar un proceso de desarrollo integral sostenible y participativo, fomentando capacidades de autogestión comunitaria e institucional, que incluya inversión privada solidaria, para eliminar los factores causantes de la pobreza, la exclusión social y el deterioro ambiental, aplicando de forma interna y externa la estrategia de la revalorización de hoja de coca.
Para el “Control Social de la Producción con Coca” se contempla la suma de 10 millones de Euros destinadas al proyecto “Diseño e implementación de un mecanismo de control social para la racionalización del cultivo de la hoja de Coca”, cuyo objetivo central es regular la producción de hoja de coca en el país, a través de mecanismos de control social, bajo un clima de paz, concertación, participación democrática y vigencia plena de los Derechos Humanos. El proyecto será implementado por el Viceministerio de Defensa Social dependiente del Ministerio de Gobierno y tendrá una duración de 48 meses.

El Presidente de la República , Evo Morales, fue el impulsor de la negociación y consecución de los 36 millones de Euros, siguiendo con la nueva política sobre la hoja de coca y lucha contra las drogas, expresada en la “Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y Revalorización de la Hoja de Coca 2007- 2010”, que contempla acciones de interdicción y participación social, en el marco del respeto a los derechos humanos, la dignidad y soberanía nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: