Posteado por: Carlos Tito | 12 abril, 2008

UNZAGA ERA NOBLE Y GENEROSO: ERA UN POETA


Jerges Vaca Diez

Cuando Unzaga salió al destierro por imposición del gobierno del MNR, el jefe de Policía del dictador Odría, que era un destacado hombre en el continente (una especie de Estrada de Venezuela) le notificó que tenía que salir del Perú. Entonces me hicieron un telegrama para que le consiga la visa brasilera. Me puse a gestionar de inmediato. Unzaga no tenía pasaporte como casi todos los exiliados. Cuando conseguí la autorización de ingreso la transmití a Lima por nuestros conductos. De Lima me respondieron que se la estaban traspasando a Caracas, por que se le había vencido el tiempo y ya había viajado. De manera que lo recibí en el Aeropuerto de Galeno cuando llegó a Caracas.

Para mí, como para mucha gente que lo ha conocido, Oscar Unzaga de la Vega era un sujeto que impactaba físicamente, sin ser un tipo de belleza ni mucho menos, era una figura de una expresión destacada, inolvidable; un hombre de buen humor y buena persona; lo contrario de lo que la gente imaginaba: un falangista con su escopeta y una ametralladora. Inmediatamente fluyó entre nosotros una cordialidad extraordinaria. Era la primera vez, en realidad, que estábamos juntos en el mismo barco.

En ese momento ocurrió un encuentro impresionante: fui presentado y , en seguida lo presente a Unzaga: con Pablo Neruda, el poeta viajaba a Europa, el presentador fue Irineo García, gerente de una grabadora de piezas literarias en discos, con quien yo había hecho amistad en Belén del Pará. Unzaga se emociono mucho, conversamos un rato los cuatro. Le contamos que éramos exiliados, luego nos despedimos y nos fuimos. Ya en el automóvil Unzaga repitió algunos versos de Neruda, al que admiraba mucho. Al revés de lo que algunos creen, Unzaga era noble y generoso: era un poeta.

Hablábamos de temas políticos y filosóficos: el era un poeta. Hablábamos de temas personales. Por ejemplo: “Oscar, ¿Por que no te casas?” “Porque yo hago sufrir mucho a mi madre con esta vida errante y de riesgo permanente que llevó –nos dijo-; si yo me casara serían dos personas a las que haría sufrir: no tengo ninguna estabilidad, no tengo nada; mi vida es una aventura…”En otra oportunidad estábamos en Bahía Salvador, en la pieza de un hotel; fue unas de las pocas veces que estuvimos los dos solos, por que generalmente sus ayudantes lo acompañaban; y charlando, en cierto momento, me dijo: “Bueno, yo te conozco y creo que sos una de las personas que me conocen mejor; quisiera que me digas cómo soy, y que me hagas ver los pros y los contras de mi manera de ser”.

Naturalmente, exalte su figura de líder, la impresión que causaba en el público en general; y después quise señalarle una flaqueza, una debilidad que había observado: el contacto permanente con la gente que lo seguía, “porque –le dije-, alguna vez he leído: el líder debe mantener una distancia con sus seguidores para que estos no adviertan sus debilidades ni contratiempos; ellos creen que los líderes incluso fabrican billetes y a veces estos no tienen ni para comer, y en presencia de otros esto disminuye el carisma; y es que el hombre busca al poderoso, no en dinero sino en espíritu, para aglutinarse frente a el”. Fue un examen muy rápido. Yo tenía la obligación de señalarle las partes negativas y posiblemente, ya cautivo por su figura, no encontré mas que decirle; pero si yo no le decía alguna cosa, lo iba a decepcionar por que el me lo había pedido.

La muerte de Unzaga, como yo la sé sin documentación histórica de ninguna clase, fue así: él estaba en una casa ubicada en la calle Larecaja de la ciudad de La Paz y la celada fue armada por Guzmán Gamboa, un coronel de carabineros, Director General de los Policías, que murió asesinado aquí, (en Achira, compró una finca y tuvo unas plantaciones de hortalizas por poco tiempo).

El General Ortiz Mattos, que fue jefe de la Casa Militar, informó acerca del proyectado asalto al cuartel Sucre, y luego rindió informe sobre el fusilamiento de los falangistas que atacaron el cuartel. Ha muerto recién el único sobreviviente del asalto, Víctor Sierra, que cayó y no se movió y lo dieron por muerto y botaron su cuerpo en el camión en el que llevaron los cadáveres a la morgue para hacerles la autopsia: de ahí se escapó. El general Ortiz Mattos estaba complicado en la revolución, así que fue él traidor.

La revolución de La Paz se frustró, y cuando vimos que ya todo estaba terminado nos fuimos con mi hermano a una propiedad en el Piraí a esperar noticias Hasta el momento no sabía nada de la muerte de Unzaga. Lo supe en la calle: ni siquiera en casa me quisieron avisar porque sabían que yo lo quería mucho. Pero dos o tres días después, cuando estábamos llegando en el jeep, apareció un vendedor de periódicos y compré EL DIARIO, con la muerte de Unzaga. Cuando leí el periódico pensé que todo se había acabado y como dijo Bolívar habíamos arado en el mar

Entonces, como siempre, me fui al Brasil furtivamente Mi hermana Otila, que tiene un sentido literario profundo e inclusive es una poetisa que no hace versos porque no quiere, pero le fluye, hizo una oración a Díos poniéndolo a Unzaga como si fuere una especie de santo, que yo la hice imprimir en el Brasil junto con una fotografía de él, con barba, en la que tenia una cara de Cristo impresionante, y aquí se distribuyo en todas partes.

Por todo esto, la muerte de Unzaga me afecto muchísimo, a tal extremo que llegué a Río de Janeiro e hice declaraciones acusando naturalmente a los que armaron la emboscada y lo llevaron a ese extremo. Pero no podía prescindir de mi decisión tomada desde antes de conocerlo de luchar contra el MNR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: