Posteado por: Carlos Tito | 15 mayo, 2008

Morales gobierna al estilo Mao


 
Fuente: EL Deber
Por: Gustavo Maldonado Medina

Según Gerver Torres, hay un estilo de liderazgo que sustituye el progreso por el movimiento, el avance por la agitación, la evolución por la sacudida. Es un modo de dirigir en el cual los gobernados son permanentemente estremecidos, aturdidos, con conflictos, cambios, planes, proyectos, jugadas, que les impide ver con claridad qué es lo que realmente sucede y valorar más objetivamente a quienes los rigen.

Mao Tse Tung era de ese estilo, según lo documenta extensamente el libro Mao, la historia desconocida. Fuese con el “gran salto adelante” (1958-1961), la “revolución cultural” (1966-1976) o cualquier otro de sus grandes inventos, Mao mantenía permanentemente agitada a China, logrando que cada una de sus nuevas “megaocurrencias” tapara el fracaso de la anterior. Lo mismo pasa con Morales, mantiene agitado al país desde su radical programa de gobierno: Bolivia digna soberana y productiva, pasando por la Ley Elizardo Pérez para transformar la educación, la nacionalización de los hidrocarburos, la Ley de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria, el Plan Nacional de Desarrollo, las autonomías indígenas, entre otros muchos proyectos y disposiciones, hasta el referéndum revocatorio. Toda esta infinidad de planes y medidas gubernamentales han ido creando un gran cementerio de discursos presidenciales encendidos, promesas radicales, conflictos no resueltos, inventos económicos, caprichos vicepresidenciales y ocurrencias guerrilleras, que han servido apenas por unos pocos meses para agitar y hacer bulla.

Como Mao y muchos otros presidentes populistas y socialistas, Morales padece la enfermedad política del “yo no fui”. Esta enfermedad presenta dos síntomas principales. El primero es instrumental. Si “yo no fui”, ¿a quién podré echar la culpa? El hábito de Morales es echar la culpa a los anteriores presidentes, a la oposición, a la oligarquía, a los terratenientes, a la prensa, a la Iglesia, al imperio, etc. El segundo síntoma ya no es instrumental, sino fundamental. Ocurre que, mientras la búsqueda de los culpables sea su preocupación principal, Morales pierde de vista su verdadera misión, que no es distribuir culpas, sino resolver problemas. Pero los problemas que él mismo busca se quedan pendientes, sin nadie que los resuelva, se arrastran. Morales hasta ahora no ha aprendido que plantearse los menos problemas posibles es la única manera de resolverlos y que echar culpas no equivale a gobernar.

Como Mao y muchos otros presidentes populistas y socialistas, Morales comete el primer error de creerse infalible. Piensa que puede hacer cualquier cosa, que como los “dioses” están de su lado, todo le va a salir bien. Y esto es así con los dioses de cualquier panteón, da igual que sea la Pachamama o Hugo Chávez. El segundo error es creerse imprescindible. El tercer error es no escuchar. El cuarto es no rectificar. El quinto es no medir las consecuencias. Y la lista sigue y sigue.

Morales es un mesiánico que padece de incontinencia verbal, por eso actúa como actúa. Abre fuego contra quien le place, enfila su artillería pesada contra quienes considera sus enemigos, no importa si son reales o imaginarios, incurre en errores y busca problemas, porque cree que haga lo que haga, todo le va a salir bien. Por eso se siente con facultad de discursear diariamente, opinar sobre cualquier tema político-económico-social, intervenir en cualquier asunto, y hasta insultar a quien sea, del cardenal para abajo. Y todo esto aderezado con profecías de lo que sucedería si él, “la luz que ilumina el continente”, faltara. Le han dicho que él es Bolivia, y lo malo es que está de acuerdo. Como nuevo Rey Sol manifiesta: “El Estado soy yo”. A un referéndum está de decirnos: “Después de mí, el diluvio”.

* Investigador (economico@cotas.net)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: