Posteado por: Carlos Tito | 27 septiembre, 2008

No disparen soy Morales


Gonzalo J.S. Quiroga Soria, PhD. (*)

El principio de toda manifestación absolutista está en la voluntad de un hombre que refleja su ambición en otros que lo apoyan, y en el contubernio se proponen la imposición de un deseo personalista. El poder en un solo hombre que dice representar a un sistema busca el dominio que pretende extender hasta llevarla al dominio político. Ello se denomina absolutismo, que proclama la superioridad de un sólo hombre, que como “caudillo” es la criatura única donde la esperanza se hace voluntad apasionada y frenética. Es cuando se produce el endiosamiento.

El régimen de Morales ha contrariado las normas relacionadas con los derechos humanos desde 2006 cuando asumió la presidencia de la república. Desde entonces y cada vez más, el régimen acentúa sus ataques a las libertades y la dignidad de los bolivianos, justificando así una supuesta revolución que tiene sólo fines personales, como se ha visto y comprobado: la persecución, las detenciones arbitrarias, el exclusionismo, la discriminación o apartheid político y la muertes en las regiones son tan sólo un ejemplo del juego de bastardos que parece de nunca acabarse.

Es muy probable que sea este momento político que los bolivianos temíamos cuando pensábamos en que a nada bueno conducirían las tensiones crecientes, los discursos confrontadores, la exacerbación de las diferencias, los radicalismos de las partes, hoy no solo el diálogo ha muerto, también cualquier viso de negociación racional. Si en algún momento nació esa esperanza arropada más por necesidades mediáticas que por la auténtica convicción de las partes, hoy está muerto.

El gobierno del MAS amante de los closets y de los refugios sólo repite como loro ignorante y revolucionario, las instrucciones que le vienen de La Habana vía Caracas, confrontando políticos sin presentar ni voluntad ni sinceridad para dialogar; alejando además las mínimas condiciones para hacerlo. Era la negociación, sin lugar a dudas, la alternativa más conveniente de todas —al menos la más civilizada—, sin embargo el incumplimiento de los objetivos primarios con firmas incluidas por parte de Morales, García y todo su circo ha dejado sólo en el campo de la retórica las esperanzas de un país, cual si fuese una trampa para ingenuos. La verdad es que la mediocridad y la inmoralidad no tienen límites, desde esa perspectiva, la esperanza de toda la nación pierde sustento y va diluyéndose frente a la desconfianza.

Resulta poco creíble que Morales no tenga la autoridad necesaria para frenar las marchas y terminar con el cerco que se cierra sobre Santa Cruz, que a todas luces es una provocación directa a la Media Luna. Ello sólo demuestra que no posee autoridad ni en su casa, siendo un títere más de su propio endiosamiento. Pero el destino es más fuerte que el odio. Y todo infeliz que a hierro mata, a hierro muere y terminan donde deben terminar: guarnecido en un hueco propio de canallas y criminales y como sucede casi inexorablemente, el ahora “caudillo” que hoy busca eliminar opositores políticos deseando “destrozarlos”, en el momento más temido mostrará su auténtica naturaleza, tal como todo asesino de masas, de todo dictador, de todo sátrapa: su cobardía sin límites.

Que Morales lo vaya sabiendo. Si no prospera la negociación sin condiciones no tiene otra alternativa que someterse al resultado de sus acciones y seguirá la huella de los Somoza, los Trujillo, Noriega y los Hussein, gritando con su voz humillada: no disparen, soy Evo Morales.

(*) Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: