Posteado por: Carlos Tito | 1 agosto, 2009

El imperio narcotraficante


Publicado en www.hoybolivia.com
 

El narcotráfico ha necesitado siempre de organizaciones internacionales y tanto en los países productores como en los de tránsito, han formado sindicatos llamados cárteles, que brillaron por la violencia y los asesinados cometidos para controlar sus mercados locales. Los cárteles de Colombia se han aliado con el terrorismo de las FARC y en México generaron una lucha permanente que ha producido  centenares de muertos.

El cártel internacional más organizado del mundo es ahora el bolivarismo, sus tentáculos políticos son el ALBA, UNASUR etc. y han creado una dependencia abierta entre todos los sectores involucrados. Los grupos terroristas protegen a los narcotraficantes y estos le aseguran el dinero para la compra de armas y mantener su lucha para controlar sus países. Este nuevo imperio de las drogas obtuvo que estos sectores tengan la protección y el encubrimiento de sus gobiernos.

Las reservas monetarias de este circulo narcotraficante, han tenido el apoyo inicial de los petrodólares de Chávez, pero por la baja de los precios del petróleo, tuvieron que extender e incrementar el negocio de las drogas, para seguir ayudando o mejor dicho comprando sus a aliados políticos internacionales. El producto básico de exportación es la cocaína y todos los participantes de este nuevo cártel de la muerte, están involucrados.

Es la primera vez que formaron una perfecta organización entre los productores, los movimientos terroristas, una amplia red de distribución y los gobiernos populistas que con promesas o por la fuerza se encaramaron en el poder de varios países. Sus ventas de droga se apoyan en la adicción y el ejemplo es la guerra de Vietnam, en la cual los soldados americanos recibían drogas para mantener su moral y seguir combatiendo.

Sin embargo, el éxito comercial de esta actividad requiere de un gran sector de adictos y estos “dictadores de la cocaína”, están promoviendo esta adicción en todos los países del mundo. Ellos incentivan el vicio por varios medios, pero el más efectivo es asegurar que su droga llegue a las juventudes de los países capitalistas que pueden comprarla, apoyando simultáneamente la adición en sus propios países. Finalmente, esta organización criminal fue develada y a la fecha se sabe quienes son sus participantes y como trabajan.

Los más importantes países productores de este círculo, son Colombia y ahora Bolivia se ganó el primer lugar. En Colombia los terroristas de las FARC no pueden negar su complicidad con los productores y en Bolivia el gobierno imaginó un terrorismo opositor, con el objetivo de distraer a la opinión pública. Los esfuerzos para declarar sagrada la hoja de coca y despenalizarla mundialmente, han fracasado, el sector cocalero de este país se ha desarrollado en forma espectacular y el gobierno está ampliandolo a todo el territorio nacional.

El que controla y dirige este trafico de droga es Hugo Chávez, que incluso la usa en sus desayunos y sus países comprados son parte de un sistema de distribución internacional, Sus distribuidores centroamericanos son Nicaragua y fue Honduras, pero para exportar cocaína a Europa, este bribón se encarga de hacerla personalmente y la realiza a través de España, mientras Bolivia se encarga de enviar su cocaína a los países limítrofes.

Se ha demostrado que los decomisos de toneladas de cocaína que realiza el FELCN todos los días, no es más que para disimular las grandes exportaciones y al gobierno no le importa mostrar su intención de transformar el país en un emporio de esta droga. En Honduras, un  presidente narcotraficante fue desterrado por desconocer la constitución, así como por caer una avioneta de Venezuela, con tripulación de este país con más de 300 kilogramos de cocaína. El mismo escenario se presenta en Venezuela, donde algunos decomisos tratan de disfrazar las grandes exportaciones de droga protegidas por Chávez.

Adicionalmente las estrechas relaciones de los presidentes bolivarianos con los narcotraficantes o sus protectores fue mostrada públicamente a través de un video publicado en España, en el cual un comandante de las FARC denuncia que esta organización contribuyó con dinero a la campaña de Rafael Correa. Finalmente para mimetizar estas actividades, utilizan a sus ignorantes seguidores y los presidentes bolivarianos, se han dedicado a insultar, amenazar y despotricar contra el imperialismo.

La fraternidad con las organizaciones terroristas y sus protegidos narcotraficantes se ha vuelto pública, por las manifestaciones de amistad que Chávez expresó con las FARC y ahora con sus ataques contra Colombia, por el establecimiento de una base militar norteamericana, para cooperar en la lucha contra el narcotráfico. Para producir cocaína sin ningún control internacional, en Venezuela y especialmente en Bolivia los embajadores de Estados Unidos han sido expulsados, de la misma manera que las organizaciones que cooperaban en la lucha contra la mencionada droga.

No hay duda que el cerebro es Fidel Castro y el cómplice oficial el secretario de la OEA, José Miguel Insulza, son parte y beneficiados por este tráfico internacional. El poder del dinero y las coimas atribuidas al imperialismo, están siendo usados por estos narcotraficantes y han demostrado que puede comprar tanto a gobiernos como a esta organización internacional. El proverbio que se aplica a estos narcotraficantes es “si no puedes combatirlo es mejor unírselo” pero cambio a “si no puedes combatirlo cómprenlo”.

Para incrementar este negocio es necesario mantener las zozobras internas, reclamar contra el imperialismo y asegurar la permanencia indefinida en el poder. Para mantener el disfraz democrático hay que controlar la justicia, los militares y la policía, siendo justamente lo que se hizo en Venezuela y en Bolivia. En Honduras esta política fracasó, pero en Nicaragua una nueva constitución está lista para ser aprobada y en otros países del nuevo imperio, sigue siendo el principal objetivo.

Los mencionados gobiernos traicionaron a sus pueblos y sus medidas socialistas se tornaron contra los obreros. Chávez los chantajea al no pagarles sus sueldos y Evo Morales los ha hundido en la miseria, lo que evidencia los permanentes reclamos callejeros, así como la deserción de varios militantes de su partido. En Honduras la Corte Superior de Justicia, expidió la orden de arresto contra su ex presidente Zelaya, pero en los mencionados dos países, los jefes del sistema anularon o controlaron el poder judicial.

En Bolivia, los conceptos de plurinacionalidad contradicen el absorbente centralismo racial, la eliminación de la propiedad privada y de los medios independientes de comunicación, los que están siendo llevados a cabo a través del terrorismo gubernamental y en ambos países están manejados a través de ilegales decretos. Este procedimiento para imponer un fascismo criminal, no tiene otro objetivo que entronar las drogas, entronarse ellos mismos y conjuntamente con el terrorismo internacional, dominar el mundo.

Dudando del éxito de Evo Morales en las próximas elecciones, el vicepresidente quiso aprobar una ley en el parlamento, para que se utilice el padrón fraudulento actual, o uno mixto con el biométrico, pero las numerosas criticas opositoras y de sus mismos disidentes, lo obligaron a suspender la sesión del parlamento que debía aprobar esta ley. Mientras tanto el FELCN declaró que el narcotráfico tomó varias poblaciones y estos hechos demuestran, que la mafia del gobierno quiere ganar por cualquier medio y el avance del narcotráfico en todo el territorio nacional.

Los que acusan a los opositores de terrorismo, magnicidios y golpes de estado, son justamente los que han conseguido el poder, a través de golpes militares  como el comandante Chávez o por presión de los sectores cocaleros, como el populista Evo Morales. El despertar del pueblo hondureño es la primera señal de la reacción valiente de los demócratas de este país y si Chávez no invade Honduras, es evidente que el final de este terrorista y su declarado narcoestado, están por concluir su ciclo político y su cártel pasará a la historia.

Evo Morales quiere ahora designar a dedo a los magistrados, en complicidad con los actuales miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de la Judicatura y el Fiscal General de la Nación. Defendiendo a sus cocaleros, afirmó que “Nuestra cultura fue invadida por la cultura ajena de la drogadicción” pero si bien este es un famoso futbolista, su pelota y credibilidad se han desinflando.

No falta mucho para que las declaraciones amistosas de Hillary Clinton y del hipócrita Insulza, al darse cuenta de lo que persiguen estos dictadores fascistas, cambien también. Ha llegado el momento para dejar de hacer política y demostrar sus conceptos democráticos, enfrentado la realidad y eliminar a estos prepotentes narcotraficantes, antes que sea muy tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: