Posteado por: Carlos Tito | 9 abril, 2011

¡No me sumo, denuncio!


Publicado el 31 de March, 2011 en Columnistas, Internacional, Oscar E. Lazcano H.

Escribo como profesional y profesor de Derecho Internacional Público, de Relaciones Internacionales y de Ciencia Política. Me alejo de cualquier calificativo que no expreso ante la evidencia de ver actuar al mandatario boliviano, sembrando desconfianzas internacionales y sobre todo, teniendo en cuenta que quienes deben dirigir un país sea el que sea, debe gozar de aquella virtud de ser “estadista” antes que político improvisado y eso pasó cuando vimos dar el giro radical de una decisión que tomó el señor Evo Morales, de abierto acercamiento al gobierno y pueblo chilenos a partir de 2006, acercarse a Bolivia, a fin de tratar (entre otros), el más que centenario problema de salir al mar, con amistad, diálogo, y sobre todo despejando los viejos chovinismos contra Chile y de esta República, contra Bolivia. Creímos que esta etapa que dura 132 años caminaba a ser superada, sin embargo áulicos, segundones y obviamente sus conmilitones del MAS, vuelven a abrir las compuertas de los desaforados odios viscerales que ya oímos, nuevamente con insultos y graves acusaciones contra Chile, o de respuestas irracionales trasandinas.

No puedo olvidar aquellas brutales expresiones del que fuera indigno almirante Toribio Merino, ante los excesos desmedidos que expresará Jaime Paz Zamora al terminar su mandato, que dijera de los ciudadanos bolivianos criollos, mestizos y originarios de: “auquénidos metamorfoseados”. Debo decirlo, porque de inmediato mi colega Embajador de Chile en Santafé de Bogotá, inolvidable amigo Armando Jaramillo Lyon, quien me hizo llegar una nota personal el 5 de agosto de 1993, lamentando estos hechos, ante los esfuerzos que ambos hicimos desde 1991 para acercar a nuestros gobiernos y a los hombres comunes como él y yo, cultivando una amistad sincera, concurriendo ambos a festejar hasta los días patrios en nuestras embajadas.

Roto el diálogo o de piedras puestas, don Evo Morales abrió con Chile, esta virtud humana de la amistad que logra milagros, las sencilleces de la paciencia, hasta entendernos de manera mutua, porque es sabia la frase que si se agota la diplomacia, el camino hacia la guerra se abre. ¡Dios no lo permita jamás! De modo que don Evo Morales, sin derecho alguno para arbitrar el destino nacional, abre el peor de los caminos en donde no queda más que los tortuosos senderos inciertos de los resultados judiciales en manos inexpertas, demagógicas y hasta de necedad demostrada, que podrían cerrar los candados de por vida para salir al mar, así como están inscritos en los tratados de 1904 y 1929 en el que interviene Perú quiérase o no.

Este ex abrupto sin nombre, hizo aprobar apresuradamente, el viejo tratado llamado Pacto de Bogotá que Bolivia suscribió en 1948, mismo que ayer 24 de marzo, en la Asamblea Nacional pasó para ser ratificado por Evo Morales. Instrumento internacional para soluciones pacíficas entre pueblos latinoamericanos, complejo, sometido a etapas de buenos oficios y de mediación primero, de investigación y conciliación después, que deriva en el procedimiento judicial ante la Corte Internacional de Justicia (ONU) o a un arbitraje imprevisible (en ambos casos), porque se trata de abrir tratados internacionales más que centenarios, teniendo el cuenta que el pacta sunt servanda (los tratados se cumplen de buena fe) y no permiten revisión; o bajo la regla del rebús sic stantibus de causas y razones imperantes a tiempo de la celebración de los tratados, que los hagan inaplicables.

Obra también, la jurisprudencia al momento de interpretar el Derecho Internacional, cuyo peso es lapidario para Bolivia junto con el Perú, que ya llevó el mismo tema a la extinta Sociedad o Liga de Naciones en 1920, cuyo fallo fue contundente y lo hago conocer así:

“1º Que la demanda de Bolivia, tal como ha sido presentada, es inadmisible. 2º.- Que la Asamblea de las Naciones no puede por sí misma, modificar ningún tratado. 3ª Que la revisión de los tratados es de competencia exclusiva de las partes contratantes. 4º.- Que aunque el pacto establece el escrupuloso respeto de las relaciones recíprocas de los Estados organizados, solo atribuye a la Asamblea, por virtud del artículo 19, la facultad de invitar a los miembros de la Liga, a proceder en la investigación de ciertos tratados o de ciertas situaciones internacionales. 5º.- Que esa investigación solo puede hacerse en aquellos casos en que los tratados se han hecho inaplicables, es decir cuando el estado de cosas existentes al momento de firmarse ha sufrido, con el curso del tiempo, cambios morales o materiales de naturaleza tan radical, que su aplicación está fuera de toda posibilidad razonable, o bien en aquellos casos en que la situación internacional creada en virtud del tratado pueda poner en peligro la paz del mundo. 6º.- Que en el caso presente la Asamblea tendría que asegurarse que se encuentra ante uno de los casos citados, antes de tomar en consideración la demanda de Bolivia. 21 de septiembre de 1921. (Firmado) Luis Vittorio Scialoía, Manuel Peralta, A. Struycken, ponente.

¿Qué significa todo esto?… Desde aquel revés que recibió Bolivia, calló durante noventa años. Hoy don Evo al igual que los más nefastos, engreídos y tiranos de la historia nacional como Mariano Melgarejo, como sargento o como trompetero de cualquier banda musical donde destacó don Evo Morales, encamina “sus” pasos de la manera más irracional, porqué nadie agotó los esfuerzos de la diplomacia a fondo, que es la doctrina en la que se basa el viejo Derecho Internacional de ayer y del vigente, que nos sepultará en la incertidumbre al demandar a Chile, poniendo de por medio caso juzgado por jurisprudencia que pasa a la ONU, lo que ciertamente sepultará en las nebulosas del peso específico del que goza Chile y no Bolivia, haciendo gala don Evo, de su ya despreciada y contradictoria forma de insultar presidentes, sistemas tolerados de liberal –socialismo de cada uno de los 192 Estados de ONU, cuestionando la vigencia de la propia ONU, y finalmente irracionalmente toma posición sin referéndum nacional que lo ampare en este supremo anhelo de lograr salida al Pacífico, porque ha puesto de rodillas a las FF. AA. y a la Policía para usarlas como medio de amenazas, persecución y muerte, confirmando el último informe de Naciones Unidas que dice que “en Bolivia ha desaparecido la Justicia, el debido proceso y el justo juicio” (Navy Pillay 25/03/11).

Estamos pues, ante un típico caso de una alta traición a la Patria, por causa de semejante atentado contra la integridad de la Patria y de su unidad nacional

Autor: Oscar Eduardo Lazcano Henry

Anuncios

Responses

  1. evo es el peor presidente hasta ahora, un indio feo, moreno e ignorante, ¿que grave no?; pero, si imaginamos que es choco, rubio de ojos celestes y de origen aristócrarta, educado en univerisasdes de Berlín o Washington, sería el mejor presidente y seríamos sus chupa medias…¿que grave somos no?

  2. El lado mas puro de la derecha fascista intolerante boliviana,despues de siglos de dominio y sometimiento al pueblo boliviano,de saqueo a la riqueza de los bolivianos,de haber construido un pais pobre,lleno de injusticias,desigualdades,marginacion a las mayorias era obvio que un dia iva a pasar lo que hoy pasa,un presidente de los marginados,explotados,despreciados en el poder,Evo es el rostro de un originario de Alaska a Ushuaia..por si le queda duda alguno,por lo tanto solo queda respetar el voto y colaborar a construir a una Bolivia mejor….si sigan con su lucha de crear otro estado…pero sin engaños,hipocrecias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: