Posteado por: Carlos Tito | 5 mayo, 2011

Camino Al Desastre En Bolivia


Deje un comentario Publicado el 17 de April, 2011 en Columnistas, Internacional, Oscar E. Lazcano H.

Desde el pensamiento filosófico político, reafirmando que el caso boliviano es único desde su creación (1826), como si nuestra ex República tuviera la culpa, hoy se intenta construir un nuevo Estado Plurinacional, usando la “teoría del vacío” desarticulando la institucionalidad buena y mala que empezó a organizarse durante 180 años.

Convencidos que esta clase de poder, solo podría sustentarse recreando un mundo divino y mítico de civilizaciones prehispánicas que según sus ideólogos “vivían bien”, oponiendo –antitéticamente- visiones retrógradas para que puedan atraer multitudes originarias de coyuntura sensiblera, en donde el Dios cristiano por ser de creencia del mundo occidental, debe ser sustituido por otro de visión cósmica, para inventar deificaciones de la pacha mamma, y detrás de esta impostación, erigir a un “curaca” similar al ancestral operador de las altas dinastías de los que se valía el Inca imperial para ejercer su poder ante markas y ayllus, y someter a los pueblos esclavizados en sus guerras de conquista.

El mismo Bolívar los suprimió sin lograrlo, ante la evidencia de sus abusos recurrentes para entregarlos a las formas de explotación colonial (mitayos y pongos) en las minas de Potosí y en las tierras de cultivo, que debió ser nuevamente impuesto en el siglo XXI por medio de los mecanismos “occidentales” de las elecciones democráticas utilizadas por estos ideólogos, que han sembrado el odio hacia el mundo occidental y hacia todo ciudadano boliviano de pensamiento occidental (entiéndase un jefe de este Estado), “aparecido cada cien años”, tal cual lo endiosara su devoto vicepresidente gramsciano Álvaro García Linera, para que sea capaz (el, ellos y los que les siguen) de ignorar el histórico “espacio ocupado” desde sus orígenes sin escritura, que se llenó en los tiempos de la Colonia con originarios, mestizos y blancoides, en la República y en el reciente pasado “neocolonial” dicen, para imponer una Constitución Política para hacer renacer en el pueblo de los originarios sueños irrealizables, desempolvando aquellos viejos debates estériles peruano – bolivianos de los siglos XIX y XX.

Entre corrientes extremistas enfrentadas contra las otras europeizantes, hasta violentas y criminales; adobándole de contrabando a este plan la manida y supuesta “lucha de clases” en nuestras sociedades primitivas de ayer y hoy, donde no existe un ápice de industrialización y más bien subsiste el arado egipcio para cocinar esta ensalada rusa, que nos está llevando al desastre previsto, al impostar semejante falsía política y nada más, y para ello basta leer el preámbulo de la Constitución para entender lo que pasa en Bolivia: “En tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se formaron lagos. Nuestra amazonía, nuestro chaco, nuestro altiplano y nuestros llanos y valles se cubrieron de verdores y flores.

Poblamos esta Sagrada Madre Tierra con rostros diferentes, y comprendimos desde entonces la pluralidad vigente de todas las cosas y nuestra diversidad como seres y culturas. Así conformamos nuestros pueblos, y jamás comprendimos el racismo hasta que lo sufrimos desde los funestos tiempos de la colonia. (Tal cual está escrita esta primera parte de la parodia del Génesis Bíblico ¿verdad?) Sigamos: “Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva portadora e inspiradora de la paz comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos…Cumpliendo con el mandato de nuestros pueblos, con la fortaleza de nuestra Pachamama y gracias a Dios, refundamos Bolivia”…

Este argumento, en la realidad, ha servido para ensayar aquello del cruel “desempate catastrófico y de las bifurcaciones de la historia (a la boliviana)” que deberá sepultar al contrario “rico” racista argumentan, aplicando una especie de guerra interna (tal cual expresara ante la prensa mundial el tardío alumno desquiciado de Antonio Gramsci de filosofía raciomarxista occidental, tal como es el vicepresidente), a quien –ahora- enfrentan aquellos de la “vanguardia del proletariado de la otredad trabajadora” que sabe y conoce del triunfo de la izquierda madura a lo Lula y de otros sabios estadistas de la tolerancia y necesaria complementariedad entre los opuestos, que ven de cómo se destruye a los empresarios por el único delito de haber progresado económicamente como patriotas nacionales, que practican la inversión en el país, cumpliendo una función social en la incipiente agroindustria que despedazan, ubicada en las regiones del oriente y sur republicano que ya no producen alimentos masivos.

Al ver potenciar los otros factores de poder, tal cual son las fuerzas armadas, antes “graduados” como expertos en golpes de Estado formados en la “Escuela de las Américas” y ahora gritando: ¡Patria o Muerte! en sus cuarteles, pero siempre obsecuentes al privilegio del dominio gubernamental en épocas de sujeción al poder civil, igual que la policía incontrolable, a quienes se les entrega la tarea de reprimir delitos hasta de las actividades del poderoso narcotráfico en el que caen al ser “intocables”, que de la mano de la justicia obsecuente y dependiente del poder ejecutivo, de tarde en tarde sus altos oficiales se hacen descubrir traficando droga y nadie sabe si este gobierno la desconoce o ampara, que nos lleva a la realidad dicha de que el hombre (que vive en estas condiciones), “prefiere sacrificar la libertad, por conservar la vida”; ante la evidencia, que junto a la falsía de esta Constitución muy bien acomodada como tarjeta de visita, que presenta el régimen ante el mundo que cree que éste, es el inédito redentor de la democracia para los originarios excluidos.

Ante los ojos de un orbe que ve en él, a una especie de falso Mesías de los pobres que los llevará a un mundo feudal primitivo y que los llevó finalmente, convirtiéndolos en más pobres en menos de seis años, sin llegar a ver lo que hay en lo más profundo de Bolivia, que oculta un aparato oficial de espionaje interno e internacional y de seguimiento persona a persona sea indígena opositor, criollo o mestizo (y ahí me incluyo); que ha transformado esta Patria, que era antes una sola Nación de variedad étnica diversa, no de plurinacionalidades en una especie de “medias lunas” poblacionales –territoriales, alimentando odios que no comparte nadie sensatamente, ante semejante planteamiento del plan militar constitucional; y de ahí deriva en una literal cárcel (San Pedro y Chonchocoro de alta seguridad para delincuentes peligrosos y no para políticos idealistas de las autonomías regionales nacientes) que se levantan dentro de sus muros, porque –también- campea el hambre y la miseria que recibe un pre diario menor a la mitad de un euro para comer, que está llena de injusticias sin sentencia alguna que llega al 80% de los reclusos, con sede en La Paz, asesorada por la experticia cubana – venezolana en estas artes de represión política.

Sin juicio alguno recluye a bolivianos de esa media luna sur –oriental solamente, para pasar a inventar el “terrorismo” secesionista y de traición a la Patria, que no duda en ingeniar (cuando es necesario) un sensiblero “magnicidio “o atentados dirigidos desde embajadas expulsándolas, porque les son incómodas, para acabar ensangrentando en un Hotel de Santa Cruz, a gente que nunca jamás podrá decir la verdad de una supuesta “conspiración” extranjera – cruceña porque los acribillaron y son decenas sino centenas en la lista, a los que han vinculado al hecho impostor o mentiroso; para de ahí pasar a amenazar a los medios de comunicación o silenciarlos, acabar con los líderes de la oposición encarcelados por decenas y otros buscando refugio internacional, para escapar de las “leyes” elaboradas con tal sagacidad en la Asamblea Plurinacional de “levanta manos” que aprueba hasta tratados internacionales en ingles –chino; puesto que son hechas para desarrollar las autonomías (dicen) con gobernadores elegidos para desbancarlos con estas normas de artificio legal, violando el debido proceso que no espera sentencia judicial ejecutoriada, sino que a simple denuncia de otro poder como son los fiscales del Ministerio Público, o bajo la aparente lucha contra toda forma de discriminación, meten otra norma ajena al noble objeto, para silenciar la prensa, amedrentarla y obviamente, con otra que dice luchar contra la corrupción y meter de por medio, otra norma aún más feroz, que ha paralizado la administración pública que hace temblar las carnes de hasta los propios conmilitones del partido oficialista MAS.

Porque temen firmar licitaciones y adjudicaciones de obras y servicios, en donde la desconfianza funcional y personal es pan de cada día, ya que han visto el fácil sacrificio de sus propios funcionarios y empleados oficialistas, que han sido tentados por el ejercicio de la “coima”, llevándolos a esa cárcel pública siniestra, como ejemplo macabro del terrorismo de Estado implacable que no perdona a nadie, a fin de sostener al dios pachamómico y a la vez armar un equipo ultra secreto en las fronteras “protegidas” por las fuerzas armadas que del simple contrabando oficial de 33 camiones que un “operador” político oficialista consumó, que nadie sabe que traían del Brasil ¿armas?, o se alienta en los sitios escogidos y protegidos para traficar con la cocaína, cuya base del cultivo de la hoja de coca, igualmente es intocable en zonas como el Chapare, donde el curaca sigue siendo líder del sindicato productor.

Sin embargo, toda esa ilusión macro económica que sustentaron con la mediática de “canales oficiales de televisión y en más de 40 radioemisoras populares”, dirigidas para hacer tragar la píldora de unas reservas monetarias cuantiosas, jamás vistas en la hija predilecta de Bolívar, que vive del excedente de las inversiones “capitalistas” que se dieron (sobre todo en el sector de hidrocarburos a riesgo compartido) que dicen odiar, porque se dieron antes de entrar a gobernar, generando altos ingresos públicos no por acierto del buen manejo gubernamental, sino gracias y debido a los altos precios del mercado, sin déficit fiscal dicen, que había convertido al país pedigüeño en una solvente mini potencia económica mundial, que desprecia al BM, BID, FMI, el préstamo de capitales externos.

Pero sucede que a la hora de la verdad -en este año- soportaremos un déficit fiscal de más de 10% real, ante una descontrolada inflación que el mismo régimen creó al intentar cortar las desangrantes “venas abiertas en Bolivia” de las subvenciones a los combustibles importados en un país petrolero, cemento, granos y azúcar entre otros; que originó la violencia en la otra “media luna occidental” gritando de hambre, que hizo caer el telón de la falsía, demostrando que tal bonanza no fue tal, que la empresa nacionalizada de hidrocarburos (YPFB) que irresponsablemente se hizo cargo de toda la cadena de la producción, sin un real para aumentar reservas de los hidrocarburos gaseosos, y al final dejar al descubierto que el tesoro general de la nación (TGN), no solamente enfrenta una deuda pública interna y externa impagable.

Tampoco puede aumentar salarios que compensen la pérdida del poder adquisitivo del salario, para llegar a la constatación de una bancarrota descomunal, que abrió el candado del miedo, y esta vez frente a los asalariados del país que viven en “la otra media luna occidental” que le dio el voto triunfador, que ni la bala militar detiene.

De la noche a la mañana el mito de la pachamama y del dios curaca, se cae a pedazos en momentos que Bolivia necesita un presidente Estadista y no un “jefazo” que se pelea con presidentes, gobiernos y los insulta de manera grosera e intolerante, vistiendo trajes de fina lana de alpaca al que llevan y traen en un avión de lujo, que sueña con satélites chinos para Bolivia y con energía nuclear de tecnología iraní obsoleta, con dar desayunos escolares con la hoja de coca sagrada, que receta al mundo no comer pollo de granjas para no caer en la homosexualidad, y tampoco Coca Cola para no ser calvos como los europeos y finalmente la elocuencia de las encuestas lo puso bajo el 22% de aceptación, esta vez en “la luna llena boliviana”.

Aquí corresponde la respuesta al desastre plurinacional que ya ve o intuye nuestro cacique, ante el inminente desastre nacional imparable, donde el señor curaca ya debe estar pensando que: ¡Después de mi el diluvio!

Autor: Oscar Eduardo Lazcano Henry

Fuente: La Historia Paralela.

Anuncios

Responses

  1. …..Porque a algunos no les basta que el computo global sea de 67 contra 33 …El domingo 10 de agosto poco despues de hacerse publicos algunos resultados preliminares y encuestas sobre el referendo revocatorio en Bolivia los cada vez mas desprestigiados medios masivos de comunicacion masivos bolivianos e internacionales lanzaron una conclusion que tenian preparada desde hace rato Nada cambio! El pais sigue dividido! Gobierno y Media Luna departamentos del oriente del pais salieron fortalecidos! y un largo etcetera de conclusiones precipitadas y malintencionadas.Yo que despues de varios anos en Venezuela me creo ya vacunado contra manipulaciones mediaticas confieso que cai en esta version apresurada y distorsionada de los hechos llevada a cabo con premeditacion y alevosia. Solo habia que esperar mas resultados -este articulo lo escribi con un 99.9 de las mesas escrutadas- y elaborar unos mapas algo mas detallados para sacar conclusiones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: