Posteado por: Carlos Tito | 9 junio, 2011

¿Terroristas los cruceños?


Susana Seleme Antelo

2011-06-05.

En la calle Pasteur 633, cerca del Congreso de la Nación, en Buenos Aires, un espacio de tierra compacto con un sobrio monumento rinde honor a las 85 víctimas –seis de ellas albañiles bolivianos– del criminal atentado a la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA) el 18 de julio de 1994, cien años después de haber sido fundada.

Se afirma que fue el golpe mortal de la Guardia de la Revolución Islámica de Irán, vinculada a Hezbolá, brazo militar del radical fundamentalismo islámico. Uno de los comandantes de la Guardia y coautor del genocidio es el hoy ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, con orden de captura internacional emitida por Interpol. Pese a la envergadura jurídico-política de la acusación, Vahidi fue invitado de honor de Evo Morales en el quincuagésimo noveno aniversario del Colegio Militar de Aviación en Santa Cruz. Entre él y Vahidi estaba la novel ministra boliviana de Defensa. ¿Sabían ella, Morales, García Linera, Arce y etcéteras qué son los crímenes de lesa humanidad y el genocidio? Se los digo: exterminio de un grupo humano por razones políticas, religiosas y étnico-raciales.

Imposturas, mentiras, vergüenzas nacionales e internacionales mediante, el Gobierno del cambio hacia el totalitarismo ha sido cómplice protector de un proscrito terrorista-genocida. La Interpol local no movió un dedo, y entre gallos y medianoche, luego de ser huésped protegido, tuvo una ‘fuga asistida’, según califica la diputada Jéssica Echeverría, la primera en denunciar y alertar a Bolivia y al mundo sobre la presencia del criminal Vahidi.

¿Terroristas los cruceños imputados injustamente en el montaje Rózsa-Soza? No. ¿Genocidas Guido Áñez, Hugo Carvajal, Jorge Torres, Adalberto Kuajara y otros exministros, acusados por las muertes en el enfrentamiento entre las fuerzas del orden de un gobierno democráticamente elegido y la sublevación popular, en septiembre-octubre de 2003? No mataron ni una mosca, en cambio se sabe que el alzamiento a dinamitazo limpio fue acompañado y digitado, entre otros, por el entonces diputado Evo Morales. Terrorista y genocida sin perdón es Ahmad Vahidi.

¡Qué grotesca bofetada al Derecho Internacional, a la comunidad judía argentina y mundial, a la memoria de sus muertos, a los nuestros, a la conciencia global que lucha contra la intolerancia y toda forma de racismo! El caso no está ‘zanjado’ como dijo Héctor Arce, presidente de Diputados, merced a una carta de ‘disculpas’. Las secuelas serán muchas y ya se sienten: primero, la indignada llamada de Cristina de Kirchner a Morales. Luego la suspensión de su programada visita a Argentina y, por ahora, la reunión de Kirchner con su par de Israel, Shimon Peres, en Venecia.

¿Pidió Morales que venga Vahidi para responder indirectamente a Chile, tras las poco diplomáticas declaraciones de su canciller? ¿Fue idea de Mahmud Ahmadineyad, que lapida y ahorca mujeres, o de Hugo Chávez, para ayudar al pupilo? ¿Para qué y por qué tenía que reunirse Vahidi con sus colegas de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que inauguraron la Escuela Militar Bolivariana, donde no estuvo el ya protegido genocida? ¿Qué formación militar dará esa escuela, instalada en Warnes, a 20 km de esta capital? ¿Es la cabeza de playa de prácticas terroristas y genocidas en Bolivia, como dicen que ya hay en Venezuela?

¿Terroristas los cruceños y otros? ¡Váyanse a moler ajos y cebollas!

* Analista política

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: