Posteado por: Carlos Tito | 7 octubre, 2011

Amor fugaz


Octubre 07 2011

Resulta impresionante la forma en que las autoridades de Gobierno se liberan de personas que en algún momento resultaron sus colaboradores incuestionables, pero que luego de haber sido utilizados, por cualquier movida que puede desfavorecerlos, resultan no sólo adversarios sino enemigos. Recordamos con frecuencia aquellos políticos integrantes de la Asamblea Constituyente que no tuvieron problema en trasladarse a un cuartel de la Segunda División en Oruro, para dar validez al documento cuyo estudio comenzó a realizarse en el Teatro Gran Mariscal en la capital chuquisaqueña, luego se trasladó al castillo de la Glorieta y finalmente al lugar antes señalado. El actual jefe del Movimiento Sin Miedo fue también parte del esquema gubernamental y aunque todavía siembra dudas sobre su total oposición, se ha convertido en el paño de lágrimas que resulta siendo culpable de las cosas y con mayor frecuencia aún, el adversario que pone en invidencia algunos de los muchos errores que se comete. Dentro de ese esquema de tener amigos incuestionables se encontraban las Fuerzas Armadas y la Policía, baste recordar que son los únicos grupos que desde el primer año de gobierno, fueron los beneficiados con ajustes salariales en el presupuesto de la nación y no solo eso, se pensó también en dotar de armamento y otros equipos que los convirtieron en la niña mimada. Se podía advertir fácilmente que los adulados debían retribuir el cariño con una servidumbre especial que evite situaciones incómodas. No olvidemos que en el pasado, las Fuerzas Armadas fueron las encargadas de poner fin a posiciones extremistas con golpes de estado que llevaron al gobierno posiciones opuestas, no menos intransigentes y violentas. En el actual proceso, ambas fuerzas actuaron como colaboradoras, en algunos casos coadyuvaron como en la toma del aeropuerto de Pando e inclusive tuvieron oportunidad de reprimir a los ciudadanos para cumplir con su compromiso. El última ejemplo es el más elocuente, las órdenes superiores obligaron a la Policía a cumplir y no dudaron en perseguir a marchistas cansados, luego de más de cuarenta días de recorrido, redujeron a golpes a mujeres, las separaron de sus hijos y en algún momento pareció que alguno había fallecido, aunque la rapidez con que los atendieron sus mismos familiares hizo que el desenlace trágico despareciera, sin que se hubieran enterado los testigos momentáneos que lo dieron como un hecho que hoy se censura. Pero ese acto de lealtad extrema tuvo como resultado la censura de propios y extraños, no fueron sólo las víctimas sino también los organismos internacionales y en esas circunstancias, no hubo dificultad en sacrificar al ocasional amigo. Ahora los policías no son tan buenos como se decía, sino que se excedieron en sus tareas e inclusive hicieron cosas que no se les había ni siquiera insinuado. Para salvar la apariencia, se comenzó a identificar como a culpables a un par de sargentos o algunos soldados rasos que según se dice hicieron lo que se les ocurrió, sin atender a las órdenes; como nadie creyó en esas explicaciones, comenzaron a aparecer nuevos culpables y los buenos amigos son ahora suspendidos con ignominia, es el caso del subcomandante que debe irse a su casa, porque cumplió unas órdenes que según afirman, nadie le dio. Otros optaron por renunciar, para desaviar la atención, aparentando ser seguidores de la única persona que en realidad renunció, porque no estaba de acuerdo con las órdenes dadas por sus colegas de gabinete. La única institución creada por la Constitución Política para reprimir a las ciudadanos por órdenes superiores, para velar por el orden en el país, vuelve a equivocarse obedeciendo a quien no debe, porque después se niega y lo grave, no exige papelitos que puedan servir de evidencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: