Posteado por: Carlos Tito | 27 octubre, 2011

Después de octubre, nada será igual


23-10-2011

Susana Seleme Antelo.

En un país tan dispuesto al olvido hay que recordar que en octubre de 1982, hace 29 años, recuperamos la democracia de las dictaduras militares, y en este octubre de 2011 Bolivia empieza a recuperar la democracia del autoritarismo y la soberbia del poder de Evo Morales y sus hombres. Y nada será igual, primero porque el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) no se toca –sin que bajemos la guardia– y porque el ingenio popular ya lo dijo: “Evo, mentecato, el Tipnis no es tu cato” o “ Si Evo quiere coca, que siembre en Orinoca”.

Nada será igual porque el domingo 16 de octubre los votos nulos y blancos le ganaron a los válidos, tras el mamarracho electorero para conformar un poder judicial a gusto y placer de los totalitarios Morales y compañía. Tres días más tarde, Bolivia dio otra muestra de esa recuperación con la entrada de los pueblos indígenas del oriente y de quienes los acompañaron en defensa del Tipnis hasta la sede de Gobierno. Fueron más de dos meses de marcha esforzada sometida a inclemencias políticas de un Gobierno impostor e insensible, amén de inclemencias del tiempo. Esa entrada hasta el corazón del poder fue conmovedora, solidaria hasta las lágrimas, ‘paceñamente’ generosa, mestiza hasta los tuétanos, como la diversa y múltiple totalidad boliviana.

Bolivia lloró con alegría y con rabia, en mezcla contradictoria pero humanamente comprensible. Lloró de alegría porque las y los marchistas indígenas confirmaron que la historia es la hazaña de la esperanza: el Tipnis, que es su casa, no será violado por una carretera y ahora habrá que protegerla de cocaleros y de narcos, vengan de donde vengan. Pero también lloró de rabia, en lágrimas de doña Justa Cabrera, vocera, o de Aidé Ortiz, portabandera, o de Nazareth Flores, que perdió a su bebé en el último tramo de la caminata, frente a un Evo Morales que ha degradado la realidad sociopolítica boliviana a la trivialidad de frases mezquinas y despectivas contra los héroes indígenas, como ya los llama el pueblo. Rabia frente a sus discursos ofensivos y a sus actitudes cargadas de reconcomio que no admite El ruido de las cosas al caer, como recuerda Nueva Crónica, en alusión a la premiada novela del mismo nombre.

Mientras desprecia y ‘ningunea’ a los indígenas, aunque haya aceptado a recibirlos en Palacio, Morales se defiende acorralado por un conflicto social promovido por su ceguera-sordera, que corresponde a su ser social sindical verticalista y de presidente autoritario.

Este octubre cargado de premonitorios ruidos –aunque todavía no se ha caído– confirma que los hombres en el poder son más efímeros que eternos. La conmoción sociopolítica de los votos nulos y blancos y la hazaña de una marcha que ha sido “la marcha de todos”, como dijo Alcides Parejas, empodera sin intermediaros a los indígenas del oriente. A su modo, han rescatado la democracia bastardeada por Morales, García Linera y colgandejos responsables de experimentos y embrollos teórico-ideológicos de cinco o más etapas, guillotinas judiciales a adversarios políticos a falta de las que cortan cabezas, montajes como el de Porvenir o el complot terrorista-separatista contra Santa Cruz, Beni y Pando, que han costado más de 60 muertos, cientos de presos, perseguidos y 600 exiliados políticos.

Hoy cunde el rechazo, el descontento y el repudio a la arrogancia de un poder que se creyó intocable, invencible, como todo poder político dictatorial y sicópata.

* Máster en Ciencias Políticas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: